viernes, 30 de marzo de 2007

¡Volar!


Me gustaría, amparada en esta foto, escribir sobre la libertad. Caer en tópicos o en retóricas baratas hablando del tema es tan fácil... Y desde luego que servidora no está exenta de semejantes vícios. Por tanto delego en la cigüeña, eventual habitante con pleno derecho del campanario de la Iglesia de San Isidoro.
Ella hablará por mí
Su exposición del argumento es infinitamente más claro y conciso que hubiera sido el mío de manera que, a modo de conclusión, dejemos que su vuelo nos dibuje en el aire la forma exacta de la palabra libertad.
...
La imagen fue tomada frente a la Catedral de Zamora, a la que subí esta misma tarde, desde el Portillo de la Traición, mientras esperaba a una amiga.
Y bueno, dejo también esta otra foto, sacada justo debajo de la mencionada puerta cuya historia, tan unida a esta ciudad, se relata en el segundo vínculo. Al fondo, el domicilio de primavera del ave zancuda y familia. Su apartamento está situado en el ático, sin ascensor, peeeeero con mucha luz y bella panorámica.
Foto: Iglesia de San Isidoro (Zamora)

28 comentarios:

rythmduel dijo...

Pues fíjate que te digo: más que las hermosas imágenes, son tus palabras las que hablan, y muy bien, por ti. Muass (beso al estilo gelu).

Vuelo rasante dijo...

Sensación de libertad, iglesia antigua (que me encantan) y un hermoso texto ...

¡Volar!

Moony dijo...

A mí... qué quieres que te diga... es que los campanarios y las cigüeñas... son de las cosas que más pueden gustarme.
Los unos, porque guardan en ellos la música de mil tiempos, las otras, no sé... porque siempre vuelven, porque son magníficas con las alas extendidas, porque planean como nadie.
Y, juntos... son como la representación de lo seguro. De lo que nunca se marcha del todo. Borran los para siempre y los convierten en hasta pronto ¿si?
Me emocionan.

Un beso enorme y siempre admirativo (y cariñosón)

Una mujer desesperada dijo...

chavala, menudas fotos, menudo texto!!!! eres una ARTISTA. Miles de bicos!

Loc@ dijo...

Un ático precioso el suyo, y tus fotos estupendas. Me gusta ver fotos bonitas. Yo ... yo, sólamente "tiro" fotos, y algunas son bonitas y otras ... vaya. Besos . PAQUITA

Isabel Romana dijo...

Me gusta lo que ha contado la cigüeña. En cuanto al portillo de la traición, te diré una cosa: hay mucha gente que sí cree en la traición de Vellido Dolfos. Un nombre de traidor, por excelencia. Y recuerdo, a este respecto, un pequeño poema que escribió D. Luis de Góngora cuando fue asesinado el Conde de Villamediana por orden del rey, según él mismo denunciaba al final de esos versos (con mucho valor, por cierto) y para los que se apoyó precisamente en la triación que tu citas:
...Dicen que le mató el Cid/ por ser el conde lozano.../ Disparate chabacano/ La verdad del cuento ha sido/ que el matador fue Vellido/ y el impulso, soberano".
¿Tomas vacaciones ahora? Yo sigo por aquí.
Besitos, angelusa. Y conste que nunca jamás me volveré a olvidar de enviártelos, querida amiga.

nac dijo...

Gracias a tí, la cigüeña me ha contado una historia estupenda. ¡Lástima que siempre haya algún gracioso dispuesto a terminar con su historia a cartuchazos!. Esta vez lo tienen dificil:¡la imaginación al poder!.

Ula dijo...

Muy bonito el ático de la cigüeña y su familia, ya me gustaría tener uno así y poder desplegar las alas en total libertad, como ella.
Muy buena la historia que nos cuenta Isabel romana sobre la traición de Vellido. El portillo de la traición es precioso, parece llevarnos a esos tiempos.
Buen fin de semana.

hell dijo...

Parece ser que cuando pensamos en libertad siempre pensamos en las aves, no sé porqué no pensamos en otro animal, como el gato por ejemplo. Supongo que el hecho de poder volar nos hace verlas más libres...
Un abrazo

Angelusa dijo...

Ryth, ¿eres más guapo y más todo! Que no se entere MJ de estos piropos que te echo que se va a liar, eh

Vuelo Rasante, sensación de libertad, eso es, cuyo mayor expopnente sin duda son las aves.
Sí, las iglesias, aún para las ateas como yo, tienen algo especial.

Moony, efectivamente, poeta, Tú si que sabes decir las cosas. Tú sí que sabes. Un día de estos me lío a sacar fotos de campanarios, que por esta zona son... más que ser, tienen una magia especial y te las regalo para tí solita.

Mujer Desesperada, hija que muchas gracias, me sonrojas.

Loc@, gracias, eh. Las fotos nos salen bonita si el objetivo es bonito a nuestros ojos.

Isabel, gracias por la ampliación. Desde hace unos años hay gente interesada en demostrar que Bellido no fue un traidor...
No, no me voy de vacaciones. Justo cuando el retso del mundo salede puente o vacaciones, yo trabajo. En una tienda.
Y desde luego que no se te vuelva a olvidar los besos, Romana, que cobras...

Nac, guapa, ¡qué haría yo sin tí!
Hay gente empeñada, sin ser cazador, en matar la libertad...

Ula, la libertad está en la mente, que es nustra azotea particular. Buen fin de semana para tí también.


Hell, sin duda que de alguna manera, volar es sinónimo de libertad, y quien mejor para expresarlo que las aves.

Un muásss a tod@s. Y gracias por participar.

Charles de Batz dijo...

!Sí!, me quedo con ese vuelo ligero y apacible de la cigueña, como símbolo o sinónimo de la libertad. Poco más se puede decir.

Salud y gracias por las maravillosos paseos que nos das por tus tierras.

Kurtz dijo...

Con esa sensación de libertad de la que hacen gala, ¿quién no querría ser un ave?
Saludos

anatema dijo...

Bonito reportaje.

Tienes que explicarme cómo hago para eliminar un post. Me he confundido y he colocado uno donde no debía y ahora, con el nuevo formato, no sé cómo cambiarlo de lugar.

¿Puedes decirme algo? Es que no encuentro la opción donde se eliminaban los post. O, soy tan cateta que no la veo.

Un besito.

calaito dijo...

Libertad es, también, amar a las piedras.
Y en esa escalinata, bajando o subiendo, tenemos incardinadas muchas libertades los zamoranos.

manel dijo...

Voy a decir una tonterís, pero siempre he pensado que las cigüeñas se merecen un nombre más bonito. Pero claro, es cuestión de gustos. Qué bonito el ático.

Talín dijo...

Lo del vuelo de la cigüeña no es lo mismo que el vuelo del águila o del halcón, pero... a mi ha hecho recordar, como escribí en el blog de 'anatema' sobre otro asunto pero relacionado con la altura, me ha hecho recordar, digo, un cuento de Gorki (Máximo). Elogiaba el vuelo de altura en contraposición al estar siempre arrastrándose como la serpiente. Ese encendido canto a los luchadores por la Libertad, terminaba en una exclamación dando vivas a los valientes. Que no son precisamente los que vociferan en las manis de los peperos, si de los que luchan contra dictaduras de verdad, de esas como las de los zares o francos que costaba la vida y que había que tener muchos de esos con los que hombres y mujeres estamos marcados al rojo. De esos valientes, que, por ejemplo, en 1975, fueron asesinados, en E$spaña, ante pelotones de hombres armados, 5. % heroes del pueblo que el 27 de setiembre de 1975 fueron asesinados. Pocos días después si hubieran vivido, hubieran sido proclamados Luchadores por al Libertad. Eso me hace rememorar la cigüeña de 'angelusa'.

Talín dijo...

Ah, perdón, se me olvidaba: tras un pequeño paréntesis, continuará la historia acompañando a Omar Khayyam en su trayectoria vital.

Y antes de despedirme te regalo este 'Diálogo del Cántaro' (direntes versiones de un 'robai' de Omar Khayyam:


DIÁLOGO DEL CÁNTARO
Omar Khayyam

Igual que yo, este jarro fue un día un triste amante
prendido del cabello de una mujer. Contempla
su asa. Ha sido el brazo que rodeó mil veces
el blanquísimo cuello de una mujer hermosa.

(Este cántaro ha sido un pobre enamorado como yo...
Y este brazo que rodea su cuello
Es la mano del amado
Que un día lo acompañaba.

Antaño, este jarrón era un pobre enamorado que sufría
ante la indiferencia de una mujer. Era el asa del borde
el brazo que ceñía el cuello de la bienamada.

Este cántaro fue un día, como yo, un enamorado
De su joven amante, por su cabello prendado;
Ese asa que contemplas a su curva ceñida
El cuello de un ser joven rodeó con su abrazo.


Igual que yo, este jarro fue un día un triste amante
prendido en el cuello de una mujer. Contempla
su asa. Ha sido el brazo que rodeó mil veces
el blanquísimo cuello de la mujer amada.

Antaño esta jarra era un pobre amante
que gemía por la indiferencia de una mujer.
El asa, en lo alto de la jarra,
¡es el brazo que rodeaba el cuello de su bienamada!.

Igual que yo, este jarro fue un triste enamorado,
pendiente de un cabello de su preciosa amada;
el asa ésta que ves apoyada en su cuello
fue una amada que el cuello rodeó de su amante.

En otro tiempo, ese vaso fue un pobre enamorado que gemía por la indiferencias de una mujer. El asa, en el cuello del vaso: el brazo que rodeaba el cuello de la amada.)

Larrey dijo...

ay, la libertad. Me hablaron de ella, pero ese día andaba adormilado...
http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/

Júlia dijo...

Una fotografía evocadora, las cigüeñas son unas aves magníficas que, además, tienen buena prensa y mucha poesía.

Angelusa dijo...

Charles, gracias a ti por acompañarnos, guapo.

Kurtz, ¡quién no querría ser un ave! eso es...

Anatema, si no lo has solucionado, mañana te llamo y a ver si podemos (es que acabo de leer esto ahora).

Calaito, ¡querrás creer que he tenido que ir al dicconario a buscar "incardinada" que en mi vida lo había oído!

Manel, bueno, la palabea "cigüeña" no sé si es bonito, peor no me negarás que es original.

Talín, cuando un@ habla de libertad, inevitablemente siempre se nos va el recuerdo hacia a quel nefasto episodio de la historia franquista, donde brillaba por su ausencia.
Muy chulo el "Diálogo del Cántaro", de verdad. Muchas gracias.

Larrey, que sí, hombre, que sí, que existe, que lo sé yo:-))

Júlia, y además de eso que dices, son las que traen los niños:-)))

Un beso a tod@s y gracias por participar.

Arthur dijo...

Buenas Angelusa, ahora podés entender porque siento la necesidad de por lo menos sentir que puedo volar como el pájar de tu foto, por cierto, esa foto también me gusto porque, además del pájaro, hay puro cielo con poquitas nubes, no se ven nada de tierra, ni suelo, ni nada de lo que hay abajo. Ahora sí, a volar se ha dicho!

Saludotes, abrazotes y besotes, ya estoy curado, ya no tengo el virus.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

P.S. También me gustó la otra foto, pero cuando veas la primera (la del cielo con el pájaro), siempre acordate de mí, puede ser?

Júlia dijo...

Yo creo que les encargaron traer los niños porque eran tan hermosas y responsables...

Gusthav dijo...

Buenas Angelusa, que buenas fotos, y que buen post. Qué elegancia de catedral, y el cielo (me acordé de Arthur) se ven tan claros, que no se viene nada a la mente para decirte que me gustaron.

Saludos, abrazos y besos.

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Jovekovic dijo...

Qué fotos tan bonitas, por favor, qué bonitas son¡¡
Eres una gran artista Angelusa polifacética. Un beso para la gente de Zamora en general y trescientos o cuatrocientos para tí en particular.

Juan Cosaco dijo...

Me gusta el vuelo calmado de las cigüeñas; libertad, qué gran palabra, creo que tan mal entendida por muchos... ¿has visto Azul de Kieslowski? la completa libertad puede ser una terrible pesadilla tamb ién.
Salud!

Angelusa dijo...

Arthur, si señor, me acordaré de ti cuando vea esa foto. Y además, fíjate, creo que es una de las que voy a ampliar y enmarcar. Me alegro que ya estés bien.

Júlia, yo también creo que va a ser por eso.-))

Arthur, muchas gracias, guapo. Es que dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Jovecovick, pues muchas gracias, rojazo, es un honor para mi. recibisdos todos esos besos que... saben a poco, eh.

Juan, no, no la he visto, peor he oido hablar muchismo de ella en particular, y de la trilogía en general. Pero la veré... Ya te contaré.

Un beso a tod@s y gracias por participar.

Arare dijo...

Gelusilla, voy a tener que ir a fotografiar tus cigüeñas. Lo merecen
;)

Angelusa dijo...

Pues nada Arare, ya sabes, Duero abajo...
Un peton, maca.