domingo, 4 de marzo de 2007

Carta personal

Blogosfera, cuatro de marzo de 2007
Estimada Persona:
Hace tiempo que quería escribirte desde este espacio blanco e infinito en el que ubiqué mi Café. Ahora, que se han ido los clientes y la cafetera aún está humeante, me siento en esta silla, junto a la mesa más alejada de la puerta, y me dedico a ti. Por unos instantes seré tuya en esencia, aunque mi cuerpo y mi alma sigan perteneciéndome para siempre.
No tengo un motivo exacto para escribirte, ni una sola razón que justifique esta carta, sin embargo tengo la necesidad de hacerlo.
Ante mi tengo un café con leche, con medio azucarillo que acabo de diluir entre el aroma que se escapa de la taza y la soledad de este preciso momento en el que te recuerdo. No, no me siento sola, no quiero que pienses que te escribo porque añore tu presencia. Me basto para entretenerme, pero ahora quiero prescindir de mi y tú serás el único universo.
Quiero contarte, entre sorbo y sorbo, que la vida se compone de instantes precisos e imprecisos, y que la muerte sólo es la última condición de la existencia. Saber vivir puede convertirse en un arte y tod@s podemos llegar a ser artistas. Hay quien se niega a aprender y su vida trascurre entre bambalinas de tedio y baúles vacíos de esperanza.
Quiero que sepas que adoro el mar y los veleros con la misma entrega de quien adora a un dios en el que cree y al que le reza porque le teme. Pero yo no temo al mar; esa es la diferencia entre ambos fanatismos.
Quiero añadir que veo enloquecer, cada segundo, al mundo, que no entiendo la violencia ni la ambición. Semejante binomio provoca odio, que es el peor de los venenos cuyo antídoto, qué mala suerte, está aún por descubrir.
¿Sabes qué pienso también? que el futuro no existe sin el presente y que el presente es el fundamento de la vida. Anclarse en los recuerdos es perder la noción de los días; premeditar el futuro es anular las emociones que nos circundan en el instante mismo que se generan.
Quiero que sepas qué opino del amor. Opino que es la base fundamental de todo, pero ya sé que eso lo sabes tú también. Y l@s dos también sabemos que es tan difícil mantenerse en pie cuando perdemos una batalla que por instinto hincamos las rodillas en el suelo, en un acto de sumisión ante la desesperanza de una derrota propiciada por el desamor. Por otro lado, aún hay gente que ignora que amar no tiene límites y no sé muy bien porqué se empeñan en formalizarlo asignándole género.
Posiblemente no daría mi vida por ti, pero tampoco permitiría que nadie te la arrebatara, porque de lo único que somos dueños precisamente es de nuestra propia vida, con todas las taras, con todos los anhelos, con todos los secretos y virtudes que conforman lo que somos. Porque no somos piezas de un rompecabezas, somos pequeñas unidades que forman una sola unidad porque a la vez de ser individuales, somos el engranaje de un colectivo. Sin los demás no tenemos capacidad y nuestro ser mengua hasta convertirnos en meros proyectos de persona. También es cierto que somos pura contradicción, pero eso no sabría explicarte porqué y, permíteme la licencia, dudo que tú lo sepas, claro que tampoco es condición necesaria para entendernos.
Y hablando de personas, si todos lo somos, si todos somos seres humanos no sé porqué ni quien inventó que la diferencia está en el color o en el poder adquisitivo.
He tomado el último sorbo de café y está empezando a llover.
Una vez cumplido mi deseo de escribirte, estimada Persona, sólo me resta desearte una feliz estancia dentro del mundo, que por otro lado es el único que tenemos y desperdiciarlo sería el más grande de los errores.
Recibe un cálido abrazo.
Angelusa

30 comentarios:

Júcaro dijo...

Leo tu carta, salgo a la terraza por ver si diviso el mar pero de la oscuridad de la noche sólo me llega el murmullo de las olas sobre la playa.

Mañana, al salir el sol, volveré a la terraza, veré el mar; recordaré me acordaré de tí. Entonces pediré un deseo; que ni la violencia ni la ambición te toquen.

Besos

Mafalda dijo...

Maravillosa carta, entre líneas se lee a la perfección las cualidades de quien la ha escrito.
De acuerdo totalmente con Júcaro, que no te toque la violencia ni la ambición; yo también se lo puedo pedir al mar, aunque sin terraza.
Me alegro de que hayas regresado. Seguiré paseándome por este campo tan hermoso.
Besitos.

Jovecovik dijo...

Aprovecho un día tonto en el trabajo para pasearme con indolencia por la blogosfera, y me encuentro con esta carta tuya, que hubiera querido escribir yo por la sensibilidad ( y el buen castellano) que derrocha.
Esta tarde me iré a ver el mar, antes imprimiré la carta para poder leerla en la orilla.
Gracias, aunque no me des permiso voy a enlazarla desde mi blog ( después de me regañas, pero podré explicártelo)
Besos.

Luismi dijo...

Y ahora a ver quién me cierra a mi también la boquita, Angelusa... Uno a uno... nos vamos a la prórroga...

Salud.

Kurtz dijo...

He descubierto esta carta gracias a Jovekovic. Muy buena expresividad.
Gracias por este momento.
Saludos.

Angelusa dijo...

Júcaro, me emocionas, no tengo palabras... Un beso sincero y muchas gracias. Deseo para tí el doble.

Mafalda, también siento emoción a leer lo que pones. Y también quiero que tus buenos deseos, se multipliquen para tí. Muchas gracias. Besosssss

Jovecovick, es que de verdad que me has dejado sin argumentos... Es un grandisimo honor que enlaces la carta... (aquí se me escapa una lagrimita), aunque me da un poco de vergüenza.
Un beso graaaaaaaaaande.

Os envídio a los tres por tener cerca el mar ...

Luismi, acepto el reto, pero sé de antemano que salgo perdienro, maestro.
Un par de besos.

Kurtz, encantada de conocerte. Gracias por tus palabras y por haber venido.

Wilde dijo...

Gracias por escribirme esta carta, nada más!!! la he sentido como mía, que va, es mía. Una persona.

Juan Cosaco dijo...

No es sencillo encontrar Personas de verdad. Hace poco alguien dijo que este era un mundo de gallinas y camiones... es largo de explicar, pero es sobre eso de ¿tú qué eres cerdo o gallina?..por los huevos con jamón...
cómo me he liado... el caso es que hacen falta muchas cartas, discursos, susurros, ideas... todo dedicado a las personas. No para animales, como suele ser el mundo.
Salud!

Javier dijo...

Lo que hace un café, unas gafas y un buen libro (¿La sombra del viento?)...

... son capaces de convertir una carta en poesía y a ti... en filósofa.

Un beso, filósofa.

Jovekovic dijo...

Que sepas que he vuelto de la orilla y la carta se lee de otra manera...me ha gustado más todavía.
Además, Desesperada te ha dejado un comentario en mi blog.

Ula dijo...

Vivo a orillas del mar Mediterráneo, lo veo cada día y me acompaña en los malos momentos, me da calma, horizonte para afrontar el futuro cuando llegue y sobre todo para pasar ciertos tragos del presente.
Antes le temía, pero ya no, ya estoy hecha a su presencia y creo que no podría vivir lejos (Y soy de tierra adentro.
Gracias por esta prosa poética que ofreces y por los buenos consejos para que mantengamos la esperanza a pesar de los intringulis de este mundo globalizadó que tiene tan maltratada a la madre naturaleza.

Isabel Romana dijo...

Recibo tu abrazo con el mayor placer y tu carta con movimientos afirmativos de cabeza. A veces, me apetece ser persona silente... Besos, querida amiga.

rythmduel dijo...

Sólo puedo añadir a lo dicho que eres una magnífica anfitriona y que tu café es excelente, digno de un corazón cálido, aromático y delicioso.

Un requetebeso.

CALAiTO dijo...

El café está frío y el vaso limpio, como las gafas. Me gusta el mantelito.

calaito dijo...

!! VAYA...!! Hoy si he podido escribir. Días atrás lo intentaba y se me quedaba colgado el asunto.

Angelusa, quería decir que además de con lo que nos escribes, te aprendo aún más con las imágenes que nos cuelgas: Esta última es todo un compendio de quién y cómo eres... o como te imagino, pues me falta tu mirada, sin la cual todo indicio carece de base sólida en la que fundar criterios, y me falta tu sonrisa, imprescindible para cohesionar estimaciones personales.

Mientras llegan ambas, seguiré elucubrando y equivocándome en mis suposiciones, que son para mí, cada mañana que te leo, convencimientos.

Llanos dijo...

¡Cómo me gustaría ir a tomar ese café contigo, amiga!

Como siempre, me emociona leerte.

Un beso GRANDE.

Angelusa dijo...

Wilde, ¡es que era pata tí! Muchas gracias por leerme. Un beso.

Juan Cosaco, Juan, quien no conoce las virtudes de Internet, o quien no ha sabido vérselas, dice verdaderas barbaridades. Los hechos demuestran lo contrario. Somos Personas. Beso.

Javier, La Sombra del Viento, sí señor. Pero yo no soy filósofa, ni lo pretendo; sencillamente observadora. Muássss.

Jovekovic, muchas gracias, camarada. ¿Sabes? He sentido al mar a través de tus palabras... Un beso.

Ula, qué suerte tener al mar de compañero, si yo pudiera tenerlo... ¡Ay! Confío que algún día, antes de que sea demasiado tarde, nos demos cuenta de lo que le estamos haciendo a la Naturaleza. Recibe un beso.

Isabel Romana, los silencios, y las miradas, no necesitan palabras. A veces, muchas, hablan por si solos. Un besazo.

Rythmduel, estás exagerando... te lo digo yo que me conozco (casi) del todo. Otro requetebesazo para tí.

Calaito, qué alegría verte por aquí de nuevo. A veces las páginas se ponen impertinentes y se cierran en banda, a mí también me ha pasado con algunas. Mi mirada es de gafas y mi sonrisa entre normal y vulgar. Pero algún día lo sabrás al amor de una taza de café con leche. En mi Café o en otro. Porque yo también tengo ganas de disfrutar de la tuya. Te mando un beso.

Llanos, nos tomaremos ese café, de eso puedes estar segura. Otro beso GRANDE para tí, amigüita.

Gracias a tod@s. Así da gusto escribir. Estas cosas me emocionan, y a la vez me dan fuerza. Y también hace que me ponga algo tontica.

juanmi dijo...

querida angelusa...

Adios hermano sol...uif, ya por fín me despedí del día...
Le comento, ahora que la noche empieza a pisar los pasillos de la entrada,por fin gozo de un poco de tiempo, y digo gozo, porque es un verdadero placer recrearse en los minutos, saltando en esta ventanita, sobre todo cuando ella escribe y uno va tildando sentimientos, sobre todo cuando ella habla y uno queda enmudecido en el instante, amitad de parrafo, apoyado en los semaforos en verde del discurso interior, personal...

quisiera comunicarle, compañera de palabras, que envidio su forma de comunicar, ese dulce delirio que usted tiene pactado con sus sentimientos.
enhorabuena emisora
felicidades recept@r.

1 beso enorme
p-d: y gracias por mostrar el lado más sencillo de esta complejo mundo.

JUANMI

Moony dijo...

Querida Angelusa, indefinida y concreta enviadora de misivas, como te habrás dado cuenta, todos los que te leemos nos hemos sentido únicos destinatarios de tus palabras, sabias...muy sabias...
Podría decirte lo hermosas que son, la sensibilidad que hay en las comas, la ternura de sus puntos y a parte, pero nó, no voy a hacerlo.
Prefiero, en algún momento, ser capaz de contestar y contarte... cómo es mi mar, la forma en que amo, tantas cosas...
Queda recibido el abrazo, que, por supuesto, como todos, me apropio.
Voy a ponerme un café.

acróbatas dijo...

Bueno, pues acabo de aterrizar en tu café pero también he sentido tu carta un poco "mía". Con tu permiso, seguiré visitándote.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Tampoco es pa tanto. Los he visto mejores.

Angelusa dijo...

Juanmi, compañero de palabras, exagera usted, caballero. Sin embargo, para que engañarnos, que esto me lo diga un magnate de la lírica como es usted, me emociona. Mil gracias.
Aquí te dejo un beso.Y una sonrisa.

Moony, tu también exageras, y mentiría si no reconociera que me halaga de sobremanera que esta carta haya transmitido lo que intenté trasnmitir.
Te tomo la palabra y a la espera quedo de tu contestación. Recuerda que lo has firmado y no hay vuelta atrás. Gracias por tus hermosas palabras
Un beso. Y una flor.

Anónimo. Eso digo yo, tampoco es para tanto...

Angelusa dijo...

Acróbatas, bienvenid@, no sabes cuánto me alegro que mi carta te haya llegado. Mereció la pena enviarla. Me encantará tenerte en mi café. Tómate lo que desees, hoy paga la casa. Un beso.

Acus dijo...

Hoy he recibido una carta, vía blog. Tu carta.

Las palabras se agolpaban en mi cabeza debatiendo entre las que ya había allí acomodadas, para luego bajar al corazón y relajarse en la playa del sentimiento.

Hoy, mientras leía tu carta, no sé cómo, pero me he fundido contigo, he sido aliento que salía de tu boca, letra que estaba siendo escrita, y he visto a través de tus ojos, los del corazón, que la vida es algo que hay que aprovechar, hay que valorarla.

Un abrazo enorme, Angelusa

Angelusa dijo...

Un abrazo para tí, Acus. Dices unas cosas muy bonitas y la verdad es que me emociona saber que, a través de mi carta, nos hemos fundido. Qué bonitas palabras, Acus.Gracias
Muássssssssssssssssss

Arthur dijo...

Buenas Angelusa, sorry por la tardnaza de mi respuesta, pero vos ya sabés por qué.

Una vez leído este post tuyo, me pongo a pensar en todo el tiempo que he desperdiciado en bajones, hastíos, rabietas y enfermedades, bueno, eso último yo no decido tenerlo.

Gracias por la tazita de café, besotes, abrazotes y saludotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Buenas Angelusa, pues te diré que qué post tan reflexivo.

A veces pienso y digo para qué se necesitan psicólogos ó psiquiatras si aquí estás para pintarnos una sonrisa en la cara cada vez que te leemos.

Saludos, abrazos y besos.

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Angelusa dijo...

Gustav, Arthur, muchas gracias por vuestras palabras.Vosotros sí que me arrancáis siempre una sonrisilla. Pasad buen día. Un beso.

Talín dijo...

¡Qué bien escribes, coño!
Es el primer blog en el que me detenido tanto tiempo... Como si tus palabras tuvieran imán. De modo que para no caer en prisión, me voy. Ya volveré otro día

Angelusa dijo...

Muchñísimas gracias, Talín, majo. NUnca me habían dicho una cosa tan bonita. Te quedo muy agradecida.
Ven cuando quieras, himbre, que de momento no cobro:-)