sábado, 30 de diciembre de 2006

Olores y perfumes

He descubierto, con antihistamínicos por medio, que también se puede vivir sin olores. Mejor dicho, sin perfumes.
De pronto una se da cuenta que las cosas tienen un aroma específico, un olor que huele a ellas mismas, sin aditivos ni colorantes que las hagan oler a lo que no son. La piel, por ejemplo, huele a piel. Dicho así parece una memez, pero puedo explicarlo, señoría. Con la venia...
Desde hace años, muchos años, mi cuerpo serrano olía a colonia, a suavizante y jabón de lavadora, a jabón de tocador, a gel de baño, a crema de manos, a crema corporal (esa que es más fluida), a... no sé... ambientadores (se echan en casa e inevitablemente alguna gota pulverizada aterriza en la piel de quien esté debajo). Resulta que el papel higiénico también es perfumado, y las toallitas que se llevan en el bolso para limpiarse las manos cuando sales a comer fuera. Las mismísimas compresas de celulosa también llevan perfume, los pañuelitos de papel ídem.... En fin, que un sinnúmero de productos de uso y abuso habitual hace que el olor natural uno mismo y de lo que nos rodea se enmascare y huela a marca comercial.
Pero... descubrir de pronto que las sábanas no huelen Vernel, es todo un hallazgo.
Es cierto que en muchas ocasiones asociamos a alguien determinado con un olor, el olor de su perfume habitual. De manera que cuando hueles ese mismo olor en otra persona, irremediablemente te lleva a la primera. Podríamos decir que un perfume a veces forma parte de la personalidad de alguien. Pues no. De eso nada. Desde hace tres semanas sé que esa teoría (que por otro lado me acabo de sacar de la manga), se desbarata por sí misma.
Otra cosa son los olores de la Naturaleza, esto es, el olor a hierba, a plantas, a corteza de árbol de los montes y los campos; el olor a rosas y demás flores en los jardines. O ese olor penetrante cuando nos sumergimos en un pinar, o el olor a madera cuando pasas por una carpintería en la que nieva serrín. ¿Y el olor de un bebé recién bañadito? Eso sí que es aroma...
Este tipo de olores, cuya insistencia por parte de los laboratorios para emularlos es realmente asombrosa, este tipo de olores, repito, forman parte de la vida y salvo en los sitios contaminados por mor de la industria, en estos pueblos nuestros la Naturaleza nos los ofrece en estado puro.
El mar, por ejemplo, allá donde tienen el privilegio de tenerlo, huele a mar. ¿Y a qué huele el mar? Mmmmm.... Ese olorcillo salino y frío que lo impregna todo a medida que te vas acercando a la costa... Aún no está embotellado. Debe ser imposible.
Pues nada, que resulta que desde hace un tiempo tengo alergia a todo tipo de perfumes y la alergóloga me los ha quitado. En el fondo me estoy empezando a alegrar. Y en la superficie también.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Cuánta razón tienes, bonita!
No hay nada como el olor natural, que nos identifica a cada uno. Sea el que sea. No hay nada como el olor de la persona que quieres para que se te emocione la piel y se te pongan todos los poros en funcionamiento.
Un besito y, si no te veo antes, sabes que te deseo siempre lo mejor; no sólo para este año que empieza, sino para todos los que tengamos la suerte de que vivas.

Angelusa dijo...

Nac, pero qué qué qué... wapa eres. Tienes razón, el olfato es imprescindible también para querer. Qué cosas. Yo también deseo lo mejor para tí, para tu prole y el Mariscal. Y de paso agradezco al Mundo haberos conocido. Y bueno, que serán aún muchas decenas de años las que nos toque compratir vida. Un besito. Cuídate mucho.

Arthur dijo...

Buenas Angelusa, en eso de olores hay que tener cuidado, porque sí es cierto, yo cuando recién salgo de la ducha me unto varias cremas en la cara, en cuerpo y en las manos. Pero también es importante oler a limpio, te imaginás a alguien que no ha pipsado la ducha en un buen tiempo? (ASCO!)

Por cierto, por todas las veces que me has leído y ya sabés cómo soy, a qué te imaginás que huelo? (sin cremas ni perfumes).

Saludotes, abrazotes y besotes. Y Feliz año 2007, 2008, 2009, y así y así y así...

Eso lo pongo por si alguna extraña razón no nos volvemos a ver.

Sweet Dreams, de Todo Corazón:
Arthur

P.S. Qué es Languidecer? Y qué es meter baza?

Molto Grazzie por estar de acuerdo con migo en muchas cosas que le digo a Tere y en todo lo demás aunque no hablemos de lo mismo, eso me hace sentir amado, querido y adorado por vos. Eso es amor ciego, fe ciega ó confianza ciega, ó lo que sea, pero ciego y eso es muy bonito y me hace sentir bien.

Angelusa dijo...

Arthur, es importante la higiene, sí señor. Tu puedes perfectamente oler a ... ¿colonia de bebé?
Languidecer es ir perdiendo poco a poco la fuerza, las ganas. Como palidecer.
Meter baza es... a ver, cuando dices "no me dejó meter baza" quieres decir que con quien hablabas, no te dejó a penas participar en la conversación porque todo lo dijo él/ella.
Me alegra que lo hayas pasado bien en tus vacaciones. Feliz 2007 también para tí. Un besito.