martes, 12 de diciembre de 2006

El Grito

Abro esta mañana el Google para desayunar el País mientras miro el café con leche (y galletas doradas Marbú), y lo primero que veo es "El Grito".
Me gusta este cuadro, siempre me ha gustado. Trasmite desasosiego, miedo, inquietud. Pero evidentemente no me gusta por eso, sino por la impresión interior que me causa, por la fuerza que emana, por la gravedad de los trazos que dibujan no ya a alguien gritando, sino al grito en sí. Es como un milagro: el grito realmente se escucha y el cuadro deja de existir para convertirse en un único alarido.
Pensé que era una alucinación porque, aunque dormida, me había pasado toda la noche gritando en silencio. Eran gritos expresionistas, como el de Munch. Gritos secos, pavorosos. Gritos que clamaban clemencia. Me desperté varias veces aterrada, e intentaba dormirme soñando sueños eróticos, pero no, imposible; ni dormida ni despierta el erotismo acudía a mis sueños.
Cuando la piel está aquejada de una estupida alergia pierde sensibilidad y sin sensibilidad el erotismo es imposible. Lo único que me calma, vaya por dios, es la crema Nivea. Nada de fármacos de laboratorio, sino Nivea. Ni hablar de cremas con cortisona, ni de extracto de aloe vera. Nivea, Nivea. (Bueno, la cortisona si que acalla los gritos extenuados de mi piel, pero no quiero corticoides en mi vida. Ya se sabe: "pan pa hoy, hambre pa mañana").
Sopsecho que Munch también tenía ezcemas.


Valle de Palazuelo, Alcañices (Zamora)
Esta foto, de los últimos días del verano, se la regalo a mi amiga Arroba, que para eso me acompañó ayer a Salamanca, para que no hiciera ninguna rotonda alrevés.
Jodías rotondas...

13 comentarios:

Arroba dijo...

Aggggggg, quita de ahi ese mostruo.
Joer, que pincho inocentemente en tu enlace y ahora me sale tu monstruo favorito en mi pagina principal del google y en tos mis ordenadores ¡quitamelo de aqui inmediatamenteeeeeeeeee!
No me extraña que te pique todo, jamia

Arroba dijo...

A pesar de que le gusten los gritos a gelusa, arroba pide perdón a su amiga favorita por gritarle desaforadamente sin que la cuitada tuviera culpa de nada.
Mua, muá y requetemuá, gelu, que ya estoy enterada de que ha sido el bueno de Google quien colgó en mi casa ese cuadrito,
pero tu no mires a ese gritón que te puede pasar de todo.

Anónimo dijo...

Aunque la expresión de terror está muy conseguida, me temo que tengo que sumarme a la crítica destructiva de mi hermanísima. La cara cadavérica de ese pobre hombre me produce escalofríos.
Y me atrevo a decir esto, aún sabiendo que me van a llover las críticas . Por favor, no seas demasiado dura. Te juro que eso es lo que siento cuando lo miro.
Por otro lado, la grata sensación que me producen tus escritos bien merece la pena un pequeño escalofrío inicial. Besos, besos y más besos.

Arthur dijo...

Buenas Angelusa, te respondo con la casualidad de que a mí también me apareció el grito, de Edward Munch. La verdad a mí no me asusta, al contrario yo lo veo un poco cómico, y que es, además, un ícono de Halloween (Vaya tradición yanki).

Lo veo cómico porque como en los dibujitos animados, los personajes hacen exactamente la misma cara cuando se asustan, y los dibujitos animados (la mayoría) son cómicos, por eso así lo he relacionado.

En conclusión: a mí me gusta esa imagen (de seguro muchos a los que sí les asusta y que por lo tanto no les gusta, me criticarán a mí también, Ups!)

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Arthur dijo...

Por cierto Angelusa, esa imagen que le regalaste a Arroba me gusta, pero si no hubiera la tierra que se alcanza a ver en la parte de hasta abajo, estaría perfecta; sería una foto de mi fantasía de volar por el cielo, con algunas nubes hacia donde quiera que vea.

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Arare_ dijo...

Gelusilla, ese grito de Munch ha pasado a hacerse un verdadero símbolo. No me gusta que lo utilicen "en vano", igual que no me gustaba que se utilizase el Discóbolo (en su día) para pegarle unos calzoncillos y hacer un anuncio (pordiospordios)

UN megabeso, amiga!

Javier dijo...

Sabes, es 'impresionante' el cuadro de Mucnch. Y esa es, precisamente su grandeza doblemente.

De todas formas, siempre puedes ver el cuadro como un tipo que te ha pillado en 'paños menores' dándote la nivea. Aunque no creo yo que sea para tanto.

Un beso a tu historia y a tu agrietada piel (agrietada de grieta no de grito).

Angelusa dijo...

Arroba, pareces nueva, hija de mi vida...
Pero si es que a mi no sólo me gusta, es que me parece una genialidad: expersar tanto con tan poco.

Nac, bueno... qué se le va a hacer... si no transmite, pues no transmite. Tampoco es que se ningún problema, bonita. Me encanta que te causen grata sensación mis escritos.

Arthur, sólo tu podías ver cómico un gesto tan tétrico. Me encanta esa percepción tuya. Sos el más encantador de los chavos argeninos, che.
Ya buscaré una foto para que despiegues tus alas y vueles, ya verás. Pero eso será esta noche o mañana, que ahora he de irme.

Arare, bon dia dona. El riesgo que corren las obras ajenas es ese precisamente, que se utilicen sin pudor para un fin totalmente diferente para el que fue creada.
¡Un gigachuchón!

Javier, a eso me refería, a la impresión al ver al cuadro impresionista.
¿Tu crees que si entra alguien y me pilla en paños menores dándome nivea gritaría así? Di,me que no, por favor...
Un besito para ti mio, pero no de mi piel, que hoy está especialmente agilipoyá.

Angelusa dijo...

Expresionista, Javier, perdón.

Javier dijo...

No, si yo no entiendo mucho de pintura. Parece ser que el exprsionismo es una deformación de la realidad... igual soy exprsionista. jeje

Blindado dijo...

La mordedura de la vida puede provocar serios desperfectos en el alma.

Isabel Romana dijo...

También a mí me ha llamado la atención que esa imagen presida ahora Google. ¿Estará cambiando algo? No sé. Besos.

Angelusa dijo...

Javier, más o menos esa es la definición que le dan al movimiento en cuestión (tampoco yo entiendo de pintura, pero no puedo evitar que me guste o no me guste un cuadro determinado). Yo más bien me definiría impresionista...

Blindado, sin duda, pero ten en cuenta que esas mordeduras venenosas en el alma, aunque no siempre con el resultado deseado,acaban siendo curadas o al menos aliviadas, con el único antídoto específico para ello: el paso del tiempo. (Discúlpeseme el manido tópico).

Isabel, puede que esté cambiando algo, es más... presumo que siempre cambia algo, aunque a veces las cosas que deberían acelerarse sean tan lentas... O viceversa .
Besitos para los tres.