jueves, 21 de diciembre de 2006

Divagaciones de una tarde de jueves

Torre del Reloj. Alcañices (Zamora)
Las horas se multiplican por esporas cuando la tarde se desmaya sobre las paredes de mi casa. Un día de estos dividiré entre cinco las utilidades del reloj para darme menos tiempo y hacer más interesantes los minutos que me sobran.
(Benditos sean los recursos abstractos porque no tengo que buscarle justificación ni darle forma racional).
Esta mañana, antes de que sonara el despertador, ya estaba despierta. Me había cansado de dormir y se me ocurrió ponerme a pensar. Pensar en ayunas no tiene que ser bueno; un pensamiento profundo a las ocho de la mañana puede provocar úlcera gastroduodenal. No sé si lo he leído en algún sitio o me lo he inventado.
Otro efecto secundario de pensar en ayunas, metida aún en la cama, es que te puedes volver a quedar dormida hasta que por fin suena, histérico, el relojito de marras a la hora convenida. Y entonces me doy de plazo cinco minutos, cinco minutos más por favor... Y al final me pasa lo inevitable, lo que casi nadie desea que pase nunca a esas horas, lo más ingrato, lo menos apropiado ... ¡tener que levantarme!
¡Qué sintético parece a veces todo! ¿No sería mejor actuar de forma anárquica, cada cual en su mundo, a lo suyo, en su estado natural, en su hábitat, sin tener que medir el tiempo, ni pedir permiso, ni sentir remordimientos...?
Total, para acabar todos en los autobuses del inserso camino de Benidorm, no entiendo porque hace falta estructurarlo todo tanto, colocar cada cosa en su sitio -que no tiene porque ser el adecuado-, obedecer unas normas tan estúpidas a veces como incoherentes otras. Y encima someterse a voluntades ajenas, que acaban castrándonos la mente para convertirnos en ciudadanos de primera.
¡Ay, qué manera esta de vivir!


Claro que bien pensado, la vida en sí no deja de ser una historia surrealista con final pactado (Precisamente en esto pensaba yo esta mañana antes de quedarme dormida por segunda vez).

11 comentarios:

nac dijo...

Tu entrada me ha recordado algo que leí hace tiempo en algún sitio y que me dejó marcada para siempre. Era algo así:
"Nos pasamos todo el año trabajando para poder ahorrar lo auficiente y poder disfrutar de un merecido mes de vacaciones, en el que nos gastamos, sin pensar en ello, todo lo que hemos ahorrado. Después volvemos al tajo para volver a ahorrar, pensando todo el año en esos días estupendos que vamos a pasar".
¿Sabes lo que te digo?, que mejor no pensarlo. Me reafirmo en lo que te dije ayer. Hay que vivir el día a día y pensar en lo que tienes en el momento, no en lo que vas a tener en el futuro.
Y un besazo fuerte a ver si te animas, maja, que parece que la gripe te ha atizado de verdad.

Lapianelpa dijo...

A ver, Angelusa, relájate y disfruta: http://www.sexylegsplaygirl.com/laverne/Reloj.html

elpa dijo...

Yo siempre me despierto con ganas de mear, así no me queda mas remedio que levantarse.

Angelusa dijo...

Nac querida, es que verme mermada de mis ya de por si capacidades físicas (por no decir también psíquicas) me saca de quício. Pero que sepas que leyéndote a ti se me pasan todos los males. Y que no hay duda que de lo que se trata es de vivir y/o disfrutar el presente. Un besoooo, salada.

Pi and Pa, vaya, vaya, vaya... qué sorpresa me he llevado... pensé yo que la página era de... en inglés, amos...
Muas and muas

Angelusa dijo...

Elpa, hombre... pasa que no se puede programar el esfinter. De todos modos lo de levantarme con prisas como que no... Pregúntale a LaPi, que le colgué el otro día el teléfono por despertarme a deshoras.

spotless mind dijo...

Según el segundo principio de la Termodinámica, la entropía siempre aumenta. Eso, según una ingente cantidad de científicos se traduce en que el universo tiende al desorden. Sin embargo, de mis largos años de estudios saqué algunas cosas en claro y una de ellas es que eso de la evolución al desorden no es cierta. Se puede demostrar incluso. Además de ese conocimiento, adquirí potestad científica para discutirle a la gente, con todo lo que a mí me gusta eso.

Angelusa, para mí el orden es sano, me concede serenidad. No viviría a gusto con el caos presente en cada momento. La clave creo que está en encontrar el sitio de cada uno. Un vez encontrado, la rutina se hace placentera.

Felices Fiestas a tí también.

B.SOS

Anónimo dijo...

Sentadito te desea felices vacaciones. Espero que ya puedas dar palmas, que en estas fechas es algo bastante necesario.
Aquí te dejo un video que hará tus delicias. Es de ayer en la puerta del sol. Besososososos

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=AuhzV1SB6Jw

spotless mind dijo...

Sentado, bonita estrella para un árbol

Angelusa dijo...

spotless mind, depende al orden de qué cosas nos refiramos, si es al Natural, bienvenido sea, practiquémoslo tod@s. Pero sin duda te refieres al doméstico... y ahí tienes razón, fíjate. Sólo que hay temporadas, al menos yo paso por ellas, en las que apetece anarquismo total y abosluto. Pero sí, repito, tienes razón, el de orden disciplinado nos lleva directamente a una rutina tan llevadera como sana y placentera.
Eres un tipo listo. Sé felíz siempre. Un besito.

Sentado, ¡graciass! tú sí que sabes lo que me conviene. Y el vídeo es conmovedor y arriesgado. Felices vacaciones para ti también, y a ver si nos vemos una noche de estas, que ya puedo tocar palmas. Beso tricolor, machote.

spotless mind, bonita estrella para un árbol y... para todo un bosque:-)))

Arthur dijo...

Ay Angelusa, todo eso que decís yo te lo reduciré en una sola palabra: RUTINA. Esa que nos harta de todo, hasta a veces de vivir, lo que nos hace querer estar acostados en la cama todo el día viendo la tele y pillando rabietas porque al día de mañana será lo mismo, y pasado mañana lo mismo, y traspasado mañana, lo mismo, y así y así, y así y así...

Pero para eso existen las vacaciones, que reparan, que relajan, que vuelven más positivo/a a la persona en cuestión que hasta a mí me curaron de una enfermedad que tenía.

Lo malo es que duran tan poquito que es mejor vivir el aquí y ahora.

Saludotes y abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

P.S. Por cierto, qué significa Languidecer?