sábado, 21 de abril de 2007

Mariposas



¡Acabo de ver una mariposa amarilla!

Cuando era pequeña, creía a pies juntillas que ver una mariposa era el presagio de que algo bueno me iba a suceder. Y como por muchas mariposas que viera nunca me pasaba nada fabuloso, tuve que inventar la necesidad urgente de pedir un deseo cada vez que pasaba una volando cerquita de mí (asunto este bastante habitual en un pueblo rodeado de naturaleza en estado puro por todas las esquinas, donde los insectos, pájaros y demás bicherío volador, forman parte del paisaje costumbrista). Es cierto que abusaba de la proporción para ver si la casualidad me beneficiaba, pero aún así aquello tampoco funcionó y yo me desesperaba en silencio tal vez porque ya desde bien niña, mis deseos fueron siempre imposibles. Tan imposibles que ni el niño Jesús ni su santísima madre en su infinitísima bondad, tuvieron nunca la deferencia de concederme; cuando tuve 9 años o así, los despedí de mi vida para siempre, por su evidente incompetencia. Más de un castigo me costó con la patronal de hábitos azules y con mi progenitor, pero nunca di marcha atrás.
Me hace gracia pensarlo ahora que ya soy cuarentona y mi niñez reposa para siempre entre la frustración de los desencantos y aquellos primeros poemas cargados de lirismo, en los que no tenía empacho en declararme la persona más infeliz del mundo. Pero eso sólo lo sabíamos mi cuaderno de anillas, mi bolígrafo BIC (que me pirriaba sobre todos los bolis) y yo. Al resto del mundo no le importaba y empecé a enfundarme en una escafandra que, con los años, afortunadamente aprendí a quitarme.
El caso es que a estas alturas, aún no sé bien si es la vida quien nos va marcando o somos nosotros quienes la pautamos.




37 comentarios:

manel dijo...

No creo que lo sepamos nunca, eso de quién marca qué. Que ahora no sucedan tantas cosas buenas quizás se debe a que ya no hsay tantas mariposas. Ya pueden dar gracias Jesús, su madre y toda la familia que los soportaras junto a ti nueve años. Saludos

Wilde dijo...

Decia el poeta (no me acuerdo cual): La vida nos arrastra por caminos que no podemos controlar y casi nada permanece con nosotros ...

Yo creo ciegamente en que es la vida no nosotros, pero cada uno sabrá, supongo...

Por cierto, las mariposas, desde muy muy cerquita son feas y asquerosas. Hay que alejarse para apreciar su belleza. Que la tienen. 2 + 2 = 5

bicos!

Anónimo dijo...

Hoy, Talín, disfrazado de Anónimo por segunda vez para sortear los ataques del Imperialismo, le envía esta 'Mariposada' a Algelusa, ya que Angelusa no le envía nada a él:

"Mariposa zapatista

No es en la marquetería donde fraguó su vuelo, ni se posa con gusto en el armario.
Es fina como la trayectoria de un dardo, e inasible como el alma de los sueños liberadores.
Pertenece, con derecho propio, al mundo sibilino del radiocomando mágico.
Desde el atalayado prisma óptico la observa, siempre con esperanza, el artista soldador.
Y si le alarga la mano para aprehenderla, lo invita a que siga su zigzagueo peligroso adentrándose indomeñable en la maleza.
Y desaparece entre las zarzas.

Es, en fin, insurgente y fugaz como los destellos rebeldes que de cuando en cuando brotan a lo largo y ancho de la tierra.

Fdo: Talín (al que se la ha caído la S)

Jovekovic dijo...

La solución está en el término medio: 50% de decisiones propias, 50% de factores ajenos a nuestra voluntad ( siendo optimista, no sé en realidad si tenemos tanta capacidad de decisión)

Arthur dijo...

Pues podría ser cierto, pero, lo que no podría ser, sino que de verdad es, es que una mariposa grande y negra es la muerte presagiada. Alguna vez habéis visto una? de verdad son horribles, impactan a la vista; y una vez que las ves, una persona cercana a vos muere.

Yo he visto una y mi abuelita falleció, vi otra y su hermana (mi tía-abuela) también falleció, vi otra y su esposo, mi tío-abuelo se cayó de las escaleras y falleció.

Ay Dios!

Saludotes, abrzotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Tal vez sea cierto, pero yo lo dudo mucho, soy igual que vos, yo veía una estrella fugaz y lo mismo pedía un deseo y nunca se cumplía, chin!

Saludos, abrazos y besos.

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

MentesSueltas dijo...

Hermosa historia... nada es tan fácil...

Dejo un abrazo desde Buenos Aires.

MentesSueltas

Calaito dijo...

Junto a las mariposas de primavera venían las canciones de Joselito (clavelitos, clavelitos...) que chapurreaba, acompañando a mi madre a coger cardillos por el camino del barrero...
Deseos nunca enuncié, que nunca tuve posibilidades de esperar nada que no tuviera ya, pero si ilusiones.
El vandeo constante de su vuelo, sin agobios ni rutas prefijadas, el aletear imprevisible, las persecuciones de sus parejas, la apuesta por donde se pararían a libar o copular..., son muestra de nuestra propia existencia.

La cantidad de influencias externas sobre la nuestra, tanto menos importante que la calidad de alguna de ellas se suman o se restan de nuestra decisiones, presuntamente conscientes. Pues somos animales sociales, casi nada de lo que asumimos como propio existiería sin la complicidad u opisición de nuestros cercanos.

Lo que jode es que debemos más a los más lejanos, que ni nos conocen, ni quieren.

P.D. No culpes a las mariposas de la falta de cumplimiento de deseos. Ni a dios ni a los cristos. Apúntalos y lucha por ellos.

Komo dijo...

Creo que lo único que nos atenaza es el miedo... en su más amplia expresión... sin el miedo seríamos capaces de todo... pero el miedo es un mecanismo del que nos dotó la naturaleza para prevenirnos del peligro y que evita que perdamos la vida...

Supongo que ese es el gran desafío, pero que se yo, no soy más que otro asustadizo ser humano.

Salud y república

Isabel Romana dijo...

Desde luego, angelusa, debiste ser una niña muy especial. Y descreída. A todo el mundo le pasa que hace peticiones a los mismos personajes que tú, y tampoco se las conceden, pero no por eso desertan a una edad tan juvenil como los 9 años. Eres precoz en tu descreimiento, desde luego. Y desde ahí, ¿qué importancia puede tener si la vida nos maneja o la manejamos nosotras? Yo me pasé mucho tiempo deshojando margaritas con el "si" y "no"... Besotes, escafandrista.

Vuelo rasante dijo...

Angelusa, como me veo reflejada en tus comentarios. Mi bisabuela me llamaba, desde pequeña, descreída.
Yo también dejé de creer en milagros, porque mis peticiones no fueron nunca atendidas.

Besos

Juan Cosaco dijo...

Pues yo creo firmemente en el efecto mariposa. ¿Quién te dice a ti que el sentimiento que puede despertar una mariposilla amarilla no puede iniciar una cadena que lleve a generar algo realmente bueno en un lugar remoto?
Salud!

ella y su orgía dijo...

Te va a suceder algo bueno. Seguro.

Besos orgiásticos.

Júlia dijo...

La vida, el azar, nosotros podemos hacer muy poco para dirigirla, la verdad. Incluso las cosas más senzillas y las situaciones mas anodinas están dirigidas por extrañas casualidades, por eso que llamamos 'suerte', y que puede ser buena, mala, o normalita. Tanto nuestra vida como la de las mariposas, luminosa pero breve.

Buenos días, Angelusa.

Loc@ dijo...

"aún no sé bien si es la vida quien nos va marcando o somos nosotros quienes la pautamos".
Un poco de ambas cosas, como ya te dicen antes. Y sí, en la adolescencia cómo nos gusta tirar de sufrimiento y de "sufridas" Yo, que no escribía poemas, me recuerdo escribiendo ... sola, sola, sola, sola está la niña ... ¡aburrido total!
Besos y buen día PAQUITA

anatema dijo...

Suscrio lo antedicho.

La vida la vamos decidiendo pero ella, tan dictadora, actúa como el marcador que colocamos en los libros y nos dice exactamente dónde estamos. Y así vamos y venimos. A veces retrocedemos para atisbar, a veces seguimos adelante sin volver la vista atrás. Amiga Angelusa, ese es un indescifrable dilema que, cada cual, interpreta a su manera.

Por cierto, para que rabie el personal, coloca fotos de tu Alcañices del alma (también un poco mío) y muestra esa belleza que te rodea a diario.

Por aquí también hace calor. Hoy oy a pasar el día en el campo, rodeada de encinas, vacas, ovejas, riachuelos cuajados de florecillas y amigos, muchos amigos.
Un beseo.

Una mujer desesperada dijo...

yo creo que la vida es en su mayor parte azar, aunque quizá algunas veces puedes intervenir en él, de algún modo!!!! bicos

manel dijo...

Una rosa desde Catalunya

Ula dijo...

La foto es entrañable, pasé mi infancia en un pueblo pequeño de andalucía y ese tejado me resulta sumamente familiar. ahora ya tienen allí las casas en plan edificación moderna, aunque aún quedan algunas con sus tejas rojas y su fachada blanca.
Bonita infancia, angelusa, a pesar de que tus deseos no los hicieran realidad los ruegos ni el vuelo de las mariposas. Tal vez eso fue la simiente para que con el correr de los años hayas llegado a manejar ciertas claves.
Eres entrañable y de buena pluma.
Besos.

Charles de Batz dijo...

Para mí que es mitad y mitad, querida amiga, ¿o es que la vida es igual para todos?: lo que la diferencia tiene que ver en parte -no en todo-, con lo que uno hace, cree y pone en duda a lo largo de su vida.

Salud

Arroba dijo...

Buena pregunta,esa última, gelu. Supongo que nos la hacemos todos alguna vez. Pero respecto a las cosas buenas y la mariposa, estoy segura de que, no una, sino varias cosas buenas nos sucede cada vez que vemos una, pero somos incapeces de distinguirlas,
El poder observar una mariposa en primavera ¿no es un privilegio?
Pues eso.

Miguel dijo...

Qué dices mi niña, ¿Frustrante? Es que no sé, como casi nadie debe saberlo, qué pasa con los deseos incumplidos.
Precisamente hoy... qué casualidad, estábamos hablando de eso y de la diferencia entre los sueños y los deseos. Yo siempre me he declarado en contra de los deseos, porque son improductivos, se quedan ahí y nosotros esperando. En cambio soy un defensor de los sueños, porque considero que son como especie de diagrama que vamos creando y todo se pone en marcha para que se vayan realizando.

No sé tampoco si la vida nos marca o nosotros la pautamos, quizás eso sea lo de menos y lo que realmente importe es ir creando y formalizando lo que que queremos hacer o que se realice.

Angelusita, piensa en estas dos cosas: sueño - deseo. No son lo mismo. ¿A ver si salen ahora? La mariposa me parece que se llamaba sueño y como tú le decías deseo... claro, ¿cómo iba a acudir?

(Dicen que la mejor década de una mujer es la de los cuarenta, cuando se desprende de lo que le afectó y reemprende una senda con nuevos conceptos e ilusiones. Son las mujeres más atractivas e iluminadas.)

Kurtz dijo...

Yo creo que un poco de pautas nuestras y otro poco de pautas de la vida. No sé en qué proporción, pero eso que cada uno juzgue. Muy buenas palabras.
Saludos.

Estilografic.art dijo...

Hola Angelusa. Te descubro gracias a tu reciente visita.

Compartimos entonces atracciones infantiles: las mariposas, los cuadernos de anillas y los bolis bic.

Besos.

Eloísa dijo...

Qué blog más bonito tienes, Angelusa. Supongo que la vida y las personas nos adaptamos mutuamente, al menos es bonito pensarlo así. Besos

Aleksander Nagi dijo...

La vida es una ciencia bien complicada Angelusa… es a veces traicionera cuando se pone de acuerdo con el destino inadecuado, y el resultado es agotador…
Lo material es necesario, pero no lo es todo. Un amig@, una poesía, un libro, un encuentro, un paisaje con una “mariposa amarilla”, un recuerdo y un secreto, son cosas que nos hacen vivir la vida y nos hacen existir…
Un abrazo
Aleksander

Andy dijo...

Yo también recuerdo con mucho afecto cada uno de esos momentos.

pero seguro que habrá más de esos por venir.

Me encanta tu blog.
Un beso

A.-

Antonia Romero dijo...

Pues yo empiezo a creer ahora...

Saludos

david santos dijo...

O dia 25 de Abril de 1974 foi o dia do derrube da ditadura fascista em Portugal, a chamada REVOLUÇÃO DOS CRAVOS, e a queda do (poder) dos inimigos do povo. 25 de Abril, sempre.

Day 25 of April of 1974 was the day of it knocks down of the dictatorship fascist in Portugal, the call REVOLUTION OF the flowers, and the fall of the power of the enemies of the people. 25 of April, forever!
يوم 25 نيسان 1974 كان يوم تقرع عليها من الديكتاتوريه الفاشيه في البرتغال والدعوة للثورة الزهور ، وسقوط سلطة أعداء الشعب. 25 نيسان ، الى الابد!


День 25 апреля 1974 года, в день он постучит в воздухе фашистской диктатуры в Португалии слово О РЕВОЛЮЦИИ цветы, и падение власти враги народа. 25 апреля, навсегда!
Le jour 25 d'avril de 1974 était le jour de lui frappe vers le bas du fasciste de dictature au Portugal, de la RÉVOLUTION d'appel des fleurs, et de la chute de la puissance des ennemis du peuple. 25 d'avril, pour toujours !
Tag 25 von April von 1974 war der Tag von ihm klopft unten vom Diktaturfaschisten in Portugal, von der Anruf REVOLUTION der Blumen und vom Fall der Energie der Feinde von den Leuten. 25 von April, für immer
25天41974年的一天,它拍下來的法西斯獨裁政權,葡萄牙 號召革命的鮮花,秋天的權力得到人民的敵人. 25日,永不停息

rythmduel dijo...

Es un toma y daca, Gelu: a veces llevamos nosotros la iniciativa, y otras tenemos que manejarnos lo mejor posible en la corriente que nos lleva. Un besazo.

Mafalda dijo...

¡Me encanta ver mariposas revoloteando por el campo! Desde pequeña las contemplo extasiada y sigo sus continuo revoloteos. A mi me parecen bonitas, las hay espectaculares. Yo no les pedía deseos, eso lo hacía con una especie de "molinillos blancos", redondos, bolitas formadas con pelillos suavísimos, casi como la seda, que se desprenden de unas plantas, (no sé si son las semillas de alguna en concreto). Los llamábamos así, "molinillos". Había que coger uno en las manos, (difícil tarea porque la más mínima agitación del aire los dispersa rápidamente) y, atrapado en el cuenco que las palmas de ambas manos forman al albergar un objeto delicado, pensar el deseo y, a continuación, se dejaba sobre una de las palmas y se soplaba sobre él. Si volaba hacia arriba y se alejaba de ti, el deseo se cumplía; de no ser así, había que intentarlo en la próxima ocasión. ¡Al menos te dejaba siempre la esperanza de que en la próxima ocasión podría ser factible cumplir el deseo!
Sí, fuiste prematura en tu descreimiento. El mío fue un poco más tardío, sobre los 11 años. Pero era directamente con Dios; yo no me andaba con segundones, directamente a él. Y mira que tenía fácil lo que le pedía. Pero nada, nunca lo cumplía. Así es que, nunca pude ver esa luz indicadora del camino de fe y verdad... ¡Lástima!
De la vida, qué decir. Es muy puñetera. Creo que con "vivirla" ya es una experiencia fascinante. Aunque a veces nos lleve por lugares no deseados y por momentos muy desgraciados. A ella no sé si la lleva alguien. El que lo haga, que me avise, por favor.
Me ha encantado tu post, Angelusa.
Un beso grande.

Moony dijo...

La vida pauta lo que nosotros le permitimos ¿no? nadie hay responsable de nuestros aconteceres sino nosotros mismos, por acción o inacción, por concesión o rebeldía. Por sabiduría o ignorancia.
No me arrepiento del pasado, aunque no fuera el dibujo que imaginé. Pero me trajo hasta el hoy y sólo por eso es válido ¿Cómo me trajo? pues sí, descreída, claro, pero siempre llena de sueños. Y se cumplen, niña, se cumplen. Doy fé.
En cualquier caso, ante iguales circunstancias donadas por la vida, cada uno responde de una forma, abriéndose infinitas posibilidades de desarrollo, infinitas maneras de vivirlo.
No es lo que la vida paute, sino nuestra respuesta ante ello, creo, lo que hace diferentes las vidas.
Sueña con mariposas amarillas, con mariposas blancas... con estrellas fugaces y con los molinillos que dice Mafalda, que aquí se llaman abuelitos (son las semillas del diente de león), sueña con burbujas de jabón y con lo que te dé la gana. Sólo tú eres dueña de tus sueños.

Un besito, amiga.

nac dijo...

Sin querer dármelas de lista, yo diría que la culpa de "nuestras cicunstancias" la tenemos nosotros mismos, majita.
A ver, ¿no será que esos deseos tuyos no se cumplían esas veces porque la mariposa que tenías que haber visto era la de color blanco que pasaba justo por el lado donde no mirabas?. Piénsalo bien y mira para todas partes la próxima vez. Un requetemuá.

vitruvia dijo...

La vida marca las pautas, por más que nos empeñemos en cambiarlas. Otra cosa es que, viendo que no podemos cambiarlas, tomemos las decisiones adecuadas para engañarnos y convencernos de que tal o cual acontecimiento lo hemos provocado con dicha decisión.

fmop dijo...

La infancia es una edad para la inocencia, para ser descreídos ya sobra el resto de la existencia.

Libita dijo...

Bonna nocte mi querida Angelusa... yo aún espero que pase el tren que le dé un apauta a esta vida que corre veloz a un lugar incierto para mí. Mil besos

Larrey dijo...

no olvidéis que ya está el concurso de relatos del trastero: http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/, entrad a votar.