sábado, 29 de septiembre de 2007

Tengo caspa


Gato en el tejado. Alcañices (Zamora)
Sé que cuando sea una ancianita encantadora de pelo totalmente gris y arrugas en las entrañas, me arrepentiré del todo el tiempo que he perdido entre toma y toma de decisiones que, al final, de cada diez, sólo media salió adelante.
Recuerdo que mi primer deseo (no carnal) fue ser periodista, luego bióloga, más tarde arquitecta, pero antes de
todo eso, poeta y escritora. Escritora de grandes novelas cuyos argumentos guardo bajo palio en mi mente a la espera de ser desarrollados dentro de unas tapas duras, y con letra bastante legible (no soporto las ediciones de bolsillo).
Me da igual lo que me diga a mi misma, o lo que me digan los demás, porque soy de piñón fijo y tengo la cabeza cuadrada (adornada, eso sí, con una abundante cabellera que tapa una dermatitis seborreica que no tendría inconveniente en vendérsela a precio de saldo al primer ignorante que se interesara por ella).
Digo esto porque esta tarde me he dado cuenta que ya estamos a finales de octubre y hace nada estaba a punto de comenzar agosto. Los meses a veces se me pasan de dos en dos. Hasta el calendario se mofa de mí. Pero más tonta soy yo que lo dejo; desde luego que no soy del gremio de los hiperactivos ni falta que me hace, pero es de justicia reconocer que, aunque sea lo más fácil, es incomodo.
Lo malo es si -con todos estos antecedentes- me convierto en vez de en una anciana encantadora, en una vieja cascarrabias, renegrida por los malos humores, que añora más que nada una vida que le correspondió y sin embargo dejó escapar entre las grietas de un falso conformismo (léase
incapacidad para hacer otra cosa que no sea nada).
Menos mal que la fotografía me asiste en estos escasos momentos de crisis existencialistas.
Y a todo esto, permítaseme un par de preguntitas sin mala intención:
-¿Os gustan las ediciones de bolsillo?
-¿Qué champú usáis?
Cambiando de conversación... llevo dos semanas diciéndome:
-A ver, bonita, cuando te animas
a poner reseñitas en tus blogs* de culto, que eso a ti te gusta más que a un alcalde las comisiones.
(* ¿Leí en algún sitio que la R.A.E. admitió ya la palabra blog, o me lo he inventado?)
Foto para Moony. Campanario de Cional (Zamora)

17 comentarios:

Arthur dijo...

A ver Gelusilla, no tenés porque sufrir por el castigo del tiempo cuando existen miles de tintes para ocultar las canas (si yo de todas formas a fin de año me voy a poner luces en el cabello), miles de cremas para combatir las arrugas y además como sos mujer, podés usar mucho make-up (un hombre no puede usarlo).

Y a mí las ediciones de bolsillo ahora me gustan (antes no) porque acordáte que en Enero me operaron con láser para quitarme la miopía y el astigmatismo y ahora las ediciones de bolsillo se me hacen cómodas porque acá en mi cuarto ya no cabe nada.

Y mi shampoo favorito es el shampoo de manzanilla (la marca no importa) para conservar mi cabello güero. También uso acondicionador de manzanilla (para lo mismo).

Saludotes, abrazotes y besotes

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Gelusilla, no dejes que el pasado te diga quien sos, dejá que te diga quién serás.

Convertíte en una anciana dulce, como la fruta (cuando más pasa el tiempo, más dulce se pone).

Yo uso shampoo Avon, para cabello grasiento.

Y las ediciones de bolsillo, me gusta porque son cómodas, pero tienen la letra tan chiquita que eso me disgusta, asíque... no, prefiero las tradicionales aunque estorben.

Saludos, abrazos y besos

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Jovekovic dijo...

Parece que andamos a tope de moral prima,verdad? Pero lo del tiempo es
inevitable, te lo digo yo, que me paso el día dándole vueltas al tema.
Lo mejor que podemos hacer, eso sí,
es no dejar pasar algunas de las oportunidades que nos da la vida.
Ya no te digo todas, algunas.
Yo también tengo un carácter de pensar demasiado las cosas, de dudar mucho, y sé que no es nada bueno. Únicamente en mi actividad política,años ha de eso, estuve siempre en condiciones de decidir cuando tocaba hacerlo. Por algún motivo no ha
sucedido esto en otras facetas
de mi vida.
Sólo puedo enviarte mi afecto y apoyo. Y mi absoluta comprensión hacia tu estado de ánimo.
Besos,Angelusa.

Jovekovic dijo...

Yo uso un champú de "Aloe Vera", para cabello graso.
Para paliar la dermatitis seborreica, deberías consumir menos lácteos, carne y el chocolate amargo ( de un 70% de cacao, el chocolate con leche lleva grasas saturadas)
Pero tarde o temprano deberás ponerte en manos de un dermatólogo ( a ser posible guapo y rico)
Más besos, prima.

Desesperada dijo...

yo tengo dermatitis seborreica, aunque muy leve, pero sólo se me manifiesta en climas muy secos, así que desde que volví a Vigo apenas me molesta. En todo caso, cuando me molestaba mucho usaba un champú con zinc piritione o algo así que me iba genial. ahora uso champús normalitos, de supermercado, cada vez una marca.

en cuanto al resto... la vida siempre gira, y a veces nos toca estar arriba y a veces debajo... ten paciencia, volverás a estar arriba. un biquiño

Moony dijo...

Anda que no tienes imaginación ni nada... ¿de dónde sacas que te vas a convertir en una ancianita dulce y bonachona??? ¿tú????
Y lo de la vida que nos correspondió y dejamos escapar entre las grietas de la indecisión ¿qué quieres que te diga? que el que esté libre de culpa, escupa el primero. Yo me pongo a la cola, que, además, me lo echaré por encima :S
Los libros de bolsillo no me gustan desde que uso las gafas por "vista cansada" ¿te das cuenta? con todo lo que me queda por ver y se me cansa?... será posible...
Champú uso sunsilk porque de eso de la dermatitis me he librado.
Y el campanario me lo llevo... porque es precioso y porque no sé qué estoy escribiendo porque se me ha metido carbonilla en los ojos y porque es mío... jo, y lo voy a colocar ahora mismo en mi casa.
(lo de blog ha sido en el María Moliner)
Y que te dejo unos cuantos besos y unas docenas de abrazos y unos miles de sonrisas. So tonta.

rythmduel dijo...

Libros de bolsillo: no, si puedo evitarlos. Champú: Fructis de Garnier.

Sobre la palabra blog, el DRAE no la contempla. Pero el Diccionario Panhispánico de dudas dice:

bitácora. ‘Armario, junto al timón, donde está la brújula’. Se emplea a menudo en la locución cuaderno de bitácora, ‘libro en que se apunta el rumbo, la velocidad, las maniobras y demás accidentes de la navegación’. A partir de esta expresión, se ha tomado la voz bitácora para traducir el término inglés weblog (de web + log(book); abreviado, blog), que significa ‘sitio electrónico personal, actualizado con mucha frecuencia, donde alguien escribe a modo de diario o sobre temas que despiertan su interés, y donde quedan recopilados asimismo los comentarios que esos textos suscitan en sus lectores’. La equivalencia (cuaderno de) bitácora se halla bastante difundida en español y traduce con precisión el término inglés log(book): «Los corresponsales de guerra italianos ofrecen nuevas perspectivas del conflicto iraquí a través de sus cuadernos de bitácora en Internet» (País [Esp.] 2.9.04); «No es cosa de broma esto de las bitácoras, como también se conoce a tales webs» (Luna [Esp.] 14.3.03). Para hacer más explícita su vinculación con Internet (como hace el inglés weblog), podría usarse el término ciberbitácora o, como ya hacen algunos, ciberdiario (→ ciber-): «Como en otras ocasiones, no le quedó otra opción que publicar el hallazgo en su ciberdiario» (Mundo@ [Esp.] 25.4.02); no obstante, este último término tiene el inconveniente de que también se emplea como equivalente de periódico digital.

Me adhiero al comentario de Gusthav sobre tu eventual ancianidad. Un besazo.

Arare dijo...

Querida anciana encantadora:

A la pregunta número uno le responderé que si, por varias razones, a saber:
a) son más baratos
b) sueles encontrar lo que buscas aunque "ya no esté de moda"
c) te lo puedes llevar en el bolso, que no en el bolsillo.
Inconveniente: papel feo y letra que requiere gafas (desde hace unos pocos años, no vaya usted a pensar)
Pero vamos, en general, si, me gustan los libros de bolsillo aunque compre pocos.

A su segunda pregunta le respondo ipso facto en cuanto vuelva del baño (no piense mal, el pis ya lo tengo hecho, sólo voy a mirar la marca exacta del champú)
Ya:

L'Oreal intense repair.

L'Oreal, porque dice el anuncio que yo lo valgo (si sólo valgo lo que vale el champú que los dioses nos cojan confesados, pero en fin...)
Intense porque debe de ser algo grande (digo yo...)
Y repair porque parece ser que debe reparar algo (cosa que yo no noto, pero quizá es que la calidad de mi pelo ya no es la que era cuando era un pimpollo)

Querida anciana encantadora, sepa Vd. que ya he vuelto de mis andanzas francesas y ya estoy en forma otra vez para dar la lata desde mi blog/su blog, para lo que guste.

Un abrazo, reina mora!!!!

Moony dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Arroba dijo...

Qué maestría en el arte de
reirse de uno mismo, Gelu. Todos deberíamos practicarlo más a menudo pero no creas que es fácil. Tú lo haces con una gracia especial que me gustaría imitar.
Busco siempre las ediciones de bolsillo y agradezco que existan, aunque comprendo que al autor le guste ver su obra en edición lujosa.
Eliminé los champús de mi vida cuando me regalaron el único jabón verdaderamente neutro del mercado, dicen: el "Chimbo". es un regalo que agradeceré siempre.

Anónimo dijo...

A ver: ironía, ironía y al final la humana actitud de misericordia hacia los demás que es uno mismo.
salud y R. Angelusa.

Fdo: Talín

Isabel Romana dijo...

El caso es que no te veo de viejecita regañona ni casposa. Y eso que no me suele faltar imaginación. Besotes, guapa.

Jean Bedel dijo...

Angelusita, no hay día que no me arrepienta del tiempo que he perdido en mi vida, y de las cosas que he podido hacer y no he hecho, pero me da que casi todo el mundo pierde tiempo y que muchisima gente maldice lo que pudo hacer y no hizo. De hecho, creo que es consustancial al genero humano. Ya se sabe que mal de muchos, consuelo de tontos, pero es así ... lo interesante es perder el tiempo haciendo lo que te guste, eso es perder menos el tiempo :-). Abrazos

Larrey dijo...

a mi, desde que soy padre, no es que el tiempo se me escape entre los dedos como la arena de la playa, no, es que corre, y yo detrás y no hay forma humana de pillarlo, y mira que busco los atajos del aburrimiento, antes infalibles, pero ahora ni eso sirve.

Larrey dijo...

ah, por cierto, cuando era usuario del metro era también usuario del bolsillo literario. Y uso el champún que hay, ni más ni menos. Vamos, de hecho no sé si uso champú o gel.

Angelusa dijo...

Muchas gracias por vuestra aportación a la causa:-))))
Tomaré buena nota de ello.

Aquí dejo unos besos:-))))

Anónimo dijo...

¿porqué no nos dices de que pueblo eres?yo soy de Cional y me encanta ver el campanario . Vivo casi al lado,