lunes, 7 de enero de 2008

Bostezos




A veces he soñado cosas que de haberse cumplido, estoy segura que hubieran perdido su encanto. Bien cierto es que tampoco hace falta que se cumplan todas, o que se cumplan del todo, para que la ilusión por ellas permanezca intacta. No viene a cuento enumerarlas, entre otros motivos porque aún no existen vocablos que puedan definir un sueño cuando éste forma parte indisoluble del alma de quien lo sueña. Me refiero a ese tipo de deseos que son el hipocentro de la nostalgia y que son tan íntimos, tanto, que nadie más que uno mismo sabe de ellos y los resguarda de la lluvia ajena, poniéndolos a buen cuidado, bajo el tejadillo de la discreción más absoluta.
Y luego existen otro tipo de sueños que, bien sé, nunca jamás van a materializarse porque son, más que sueños, utopías. Éstos, en cambio, sí son contables aún a riesgo de levantar más de una risotada disfrazada de sonrisa (pero qué más me da, si una de mis aficiones favoritas es la de ser payasa), porque es que sueño con volver a descubrir el Amazonas navegando en mi velero, escudriñando, palmo a palmo, las orillas y las tribus. Y también sueño con sobrevolar en mi aeroplano la cima de las nubes y ver, sin pasaportes y sin lindes, los mares y las islas extraviadas.
Y es que en estos casos, lo que se sueña, siempre acaba convirtiéndose en bostezo.

32 comentarios:

Desesperada dijo...

angelusa... si vieras qué bien te entiendo. cuando deseo algo con mucha intensidad siempre es más hermoso mientras lo ansío que al conseguirlo. debe estar en nuestro adn, verdad?

Miguel Schweiz dijo...

Angelus, si vieras, hay una técnica muy especial que consiste en ir creando una especie de red con los sueños; tiene que ser algo realmente querido y se cumple, sí, yo lo he hecho y no veas. Porque conseguir lo que es bueno para uno, te va llenando y se va extiendo hacia los que amas, benificiéndolos. En serio, no es una perorata, tampoco una peralata.
Así que coge el velero y a navegar, te lo dice un marinero... hazme caso. O el aeroplano con esas magníficas alas. Si bostezas, la vela no se infla con el gusto de surcar el mar y dejarse llevar por el viento y las mareas, gozando cada instante. Es entonces cuando sigues atascada en la costa.

Y basta ya de rollos. Muassssssssss y muasssss y un soplo muy fuerte para que vueles sobre el aire o sobre el mar.

Júlia dijo...

Los deseos son bellos por ser deseos, cuando se realizan -los pocos que se pueden realizar- nunca responden a aquello que habíamos soñado, aunque a veces el resultado puede ser, incluso, mejor, siempre es muy diferente de la ilusión. Es posible que pase lo mismo con los recuerdos.

Larrey dijo...

me encanta como escribes

Kurtz dijo...

Los sueños tienen su encanto por eso, porque son sueños y podemos volver a ellos cuando queramos.
Saludos.

Moony dijo...

Venga, niña, a navegar, que me han dicho que hay un lugar que se llama Amazonas, que aún está por descubrir, pero si no te das prisa, llegará cualquier otro soñador y le pondrá otro nombre. Y lo sé por experiencia, porque cada vez que descubro un lugar nuevo, ya sea navegando, volando o mediante teletransportación, le pongo el nombre que me viene en gana.
Así, el Tibet, ya no es el Tibet, se llama sueño de asia.
Corre...

Un beso enorme.

rythmduel dijo...

Jejeje... y bostezar es uno de esos pequeños placeres de la vida que los estirados miran mal...

Isabel Romana dijo...

A�n recuerdo ese velero tan bonito que colgaste y navegaba por el cielo y los tejados. Creo que esas utop�as pueden llegar a materializarse, si se las enfoca con cierto realismo: no es preciso que el velero sea tuyo, y en ese caso s� te imagino descubriendo para t� misma el Amazonas. Un besazo con mi alegr�a por ver que retornas al mundo de los vivos bloggeros.

Jovekovic dijo...

Los sueños, es cierto, son muchas veces más bellos como sueños, que como realidades.

LoveSick dijo...

Cada vez que veo esa foto me da por bostezar, jolín, y es la hora de la siesta

Anónimo dijo...

hola, soy arroba
¡qué bonito bostezo, gelu! leí tu post. Me dió sueño y me dije "me retiro a dormir" cuando iba a cerrar el navegador, me lanzan esta pregunta "¿está seguro que quiere cerrar todas las pestaña?
Yo flipaba mientras pensaba ¿cómo demonios voy a dormir con las pestañas abiertas?
jajaja ¿curioso, no?

Helena dijo...

Angelusa, chiquilla, cuánto tiempo sin leerte. Como siempre, un placer reencontrarme con tus letras. :)

Como ya te han dicho antes, no tardes en coger ese velero, ya verás que el viento es favorable.

En cuanto a ese otro tipo de sueños, de los que hablas primero, es cierto que son indefinibles, sin embargo tú te has acercado mucho a su definición.

Besitos, y espero verte pronto.

Talín dijo...

Pues sueña, sueña... Algún día tu sueño republicano, que no está en las nubes, se cumplirá. De momento ya tienes un blog. Por algo se empieza.

Moony dijo...

Si ya sabía yo que no debía creermelo. Si sabía que, de momento, no volvías.
En fin... seguiremos esperando :)

Un beso grande grande y llenito de nostalgia de tus letras.

anatema dijo...

Y es que los sueños, sueños son, mi querida amiga.

No te encuentro ni de coña en ningún sitio.

Te llamé esta tarde y, oh milagro, no estabas perdida -pensé-, pero de pronto una voz que no era la tuya respondió. Le di mi mensaje pero dado que no dices ni chusnimus, vuelvo al ataque.

Que sepas, que pasado mañana, miércoles, en el Hotel NH Palacio del Duero presentamos la revista de la que te hable. Se llama TZ y tras el acto daremos un coctail para los asistentes. También, por supuesto, regalemos un ejemplar.

TE ESPERO ALLÍ, POR FAVOR.
Un beso.

Concha

Goathemala dijo...

De acuerdo aunque en lo personal ese momento de duermevela es mi instante más creativo, cuando me abandono a ser cualquier persona en cualquier época. Quizás por eso y para mantener cierta cordura acabo olvidando mis sueños.

--
Saludos.

Jean Bedel dijo...

Viendo la foto estoy bostezando yo ahora mismo (ya sabes que se pega). Y el caso es que mis sueños suelen ser más utópicos que realizables. De hecho, los que para cualquier otra persona serían realizables, para mí son utópicos. Sad but true que diría el gran Hetfield. Abrazos.

Larrey dijo...

¡ Amigos !, os invitamos al II concurso de suspiros del trastero...http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/, esperamos vuestros cuentos...

Isabel Romana dijo...

Te echo de menos, angelusa. �Est�s bien? Besos.

Isabel dijo...

Busco una foto para mi blog. Una foto que explique lo que es volar sobre los tejados, sobre el mar... y encuentro tu blog. Entonces leo tus escritos, veo tus fotos -que me traen recuerdos y nostalgias de antiguos paisajes-
Qué parecidos/as somos a veces!
Cuántos recuerdos y vivencias comunes tenemos tantos/as sin conocernos!.
Esto me tranquiliza.La sensación de no estar solos/as,de compartir tantas cosas...
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

�Ni siquiera la celebraci�n de San Valent�n pone en marcha tus deseos de bromear al respecto o clavar un dardo al propio amor? Da se�ales de vida, querida angelusa, haznos saber que est�s bien.

Mafalda dijo...

Me uno al sentimiento generalizado de que estamos faltos de tus posts. Está bien eso de que nos dejes entrar en tu casa a cualquier hora del día o de la noche; ya sabemos también q eres tímida, pero chica, en algún momento hay q salir a recibir a las visitas (sobre todo a las que resultan agradables y aquí parecen tod@s estupend@s).
Te echamos de menos. ¿No te damos pena...?

Larrey dijo...

eso, ¿no te damos pena?

Ernesto Allende Cafrune dijo...

Me gusta tu post.

En una cosa no estoy de acuerdo contigo. Aquello que dices "Y luego existen otro tipo de sueños que, bien sé, nunca jamás van a materializarse porque son, más que sueños, utopías"

Se trata, tal vez, de un matíz. Yo no diría que nunca jamás van a materializarse.

Estoy convencido que es una cuestión de tiempo.

Es decir, que las utopías son realidades anticipadas. Algo así, quiero decir.

Saludos.
Es

Isabel Romana dijo...

Te echo de menos. Besos.

Neurotransmisores dijo...

¿Que sería de nosotros sin los sueños?.
Necesitamos los sueños tanto como el comer.

esto es nuevo para mi dijo...

Hola Angelusa.
Me parece preciosa la manera que tienes de escribir. Me gusta lo que transmites y cómo lo transmites. Escribir con apasionamiento y sin sensiblería a veces lo veo tan difícil...
Gracias por este ratito que me has dado. Poder acceder a gente con mis inquietudes es para mí un sueño que se hace realidad.

Arroba dijo...

¡Santamadredelamparo! el sueño que tenía esta criaturita.
¿cuanto hace que dió el bostezo?

Isabel Romana dijo...

Te digo lo mismo que arroba, que ya va siendo hora de que te levantes de la siesta. Besotes, guapa.

Angelusa dijo...

Queridas, es la falta de tiempo y el estrés que me acosa desde hace unos meses por cuestiones familiares que no vienen al caso. Arroba, que debería verme todos los días, pero que no me ve, sabe de qué hablo.
A penas piso por el ordenador porque me faltan horas en el día. De todos modos, la cosa está en vías de solucionarse.
Os echo de menos.

Belu dijo...

A mi mis sueños me empiezan a asustar cuando pierdo el control. Aunque eso es realmente el quid de los sueños ¿no?. Creo que me encanta hacer planes y ensoñarme en ellos pero no soñar ni dejarme llevar. El no saber que puede pasar me asusta. Eso no para mi no es soñar es... la vida. Jajajaja ay dios. Algun remedio? Se aceptan sugerencias.

Un beso y gracias por el post. Fue genial encontrar este blog.

jacker dijo...

prada purse
prada uk
prada hand bags
miu miu
miu miu handbags