viernes, 18 de mayo de 2007

Pinceladas

La tarde declina entre un batir de alas y colores imposibles que amenazan tormenta. Aún así, los chopos no dejan de nevar, acumulándose las virutas blancas entre las esquinas de todas las cosas.
Sobre un montón pequeño de arena, un perro olisquea un trozo de plástico mientras en el cielo un avión va dejando una estela de efímero pespunte. Un poco más adelante, un par de amapolas traspasan el alma, sin dañarla, de una pared de piedra y decido fotografiar ambos instantes.
En una plazoleta, varios niños apuran las últimas horas de libertad antes de la cena y del posible chaparrón con aparato eléctrico.
Al lado, en una ventana, una mujer riega con mimo y copla sus geranios mientras en un balcón del otro extremo de la calle, ajeno al mundo, un anciano dormita una de sus últimas primaveras.
Dos chicas adolescentes cruzan riéndose a bocajarro porque en la otra acera, un guapo chico con granitos en la frente, deja escapar un silbido mientras sus ojos las persigue y sus pies tropiezan con un escalón.
Tras el amplio ventanal de un bar un hombre juega a hacer un solitario con una baraja sobre una mesa de tapete verde; el camarero departe en la barra con dos clientes mientras otro, un poco más apartado, ojea un periódico.
A punto de quebrarse, un haz de luz se cuela por entre el escaso espacio de dos tejados para acabar diluyéndose entre las sombras que proyectan, sobre la carretera, las fachadas.
Calle arriba un par de hombres hablan animadamente. Otro hombre más joven pasa a su lado, lleva un niño de la mano. Les dice adiós sin palabras, tan sólo con un movimiento de cabeza. Con idéntico ademán le devuelven el saludo. El niño va saltando sin soltarse. Tiene unos 4 añitos.
La bocina de un coche color granate rompe el lienzo de los últimos instantes de la tarde y una mujer muy joven apura su paso para acercarse, sonriendo, hasta él. Deben ser novios.
Otras tres mujeres, con gesto cansado, bajan por la cuesta. Vienen de su paseo vespertino por el monte. Lo sé porque las veo casi todos los días a esta misma hora regresar, enfundadas en sus chándales. Una de ellas trae un ramo de flores y de vez en cuando, inconscientemente, estoy segura, lo acerca a su nariz.
Y mientras todo esto va sucediendo, una orquesta de pájaros ofrece un recital polifónico que dará paso a la gran sinfonía nocturna de la luna.
Llego a la puerta de mi casa y tengo la necesidad de pintar con palabras esta acuarela.

66 comentarios:

Wilde dijo...

Que tardes tanto en publicar si que es un crimen, madre mía, que pasada!!!

Uf, no se que decir, me siento superado por tu entrada... bueno, como diria el genial Jovecovik lectura obligada en escuelas y demás centros de enseñanza...

bicos! y gracias claro ...

pd. voy a volverlo a leer

vitruvia dijo...

Solo hay algo más hermoso que comtemplar la magia de la
cotidianeidad, y es imaginarlo a través de tus palabras.
Bravo.

Una mujer desesperada dijo...

es tarde, acabo de llegar a casa y menuda sorpresa, la amiguiña ha publicado! leo a toda leche, porque estoy rendida, y no me parece justo para una entrada como esta. la reeleré mañana para disfrutarla. bicos guapa-.

Arthur dijo...

Ja! ahora sí pusiste atención a lo que pasaba por la calle, eh!

Y pasaron muchas cosas, wow. Y además veo que no se te escapó ningún detalle.

Saludotes, abrazotes y besotes.

Sweet Dreams, de todo Corazón:
Arthur

Gusthav dijo...

Como a esas horas, cuando cae la noche, pasan muchas de esas cosas, los señores se van de sus trabajos a sus casas, los pájaros cantan, los mocosos entran a sus casas después de haber estado todo el día en el patio, y así. Si yo también lo he visto.

Saludos, abrazos y besos.

Nice Day, con toda mi Alma:
Gusthav

Una mujer desesperada dijo...

una postal estupenda. por un momento, no sé por qué, se me vino a la cabeza la imagen de american beauty del chico grabando la bolsa de plástico bailando con el viento, me pareciste tú, mirando alrededor...

Arroba dijo...

Gracias, gelu.
Buceando en mi trabajo cotidiano, no tuve tiempo de contemplar el atardecer. Pero he aqui que me encuentro con que me regalas uno de los atardeceres más bonitos que podía imaginar.
¡Qué forma más deliciosa de plasmarlo!
Preciosisimo regalo, amiga. Gracias

Antonia Romero dijo...

Acabo de colgar tu acuarela en esa pared que tengo junto a la ventana, así las miraré a ambas alternativamente para distraer mis neuronas.

Saludos

Talín dijo...

Como a mi ¡qué se le va a hacer! no me gusta que los elogios se esparzan por ahí como quien siembra cortesías, que están bien para una reunión mundana, siempre tengo que poner una crítica, porque sino no sería un amigo el que escribe, y tu Angelusa creo que ya lo eres (solo queda el conocimiento personal) diría que este escrito tuyo, muy bello por cierto, es una pizca literario. Quizás quitándole esa pizca y habiéndole puesto un par de pinceladas de caducidad del día que a esa hora tiene una atmósfera, una luz especial, como cansada, lo mismo que el campesino que vuelve del trabajo, de tanto alumbrar, que lo envuelve todo; repito, con esos trazos la acuarela sería sería perfecta.
No obstante, como dicen a veces los jurados, un notable.
Y no nos tengas tanto tiempo sin la droga de tus palabras.

Yassin Al-Hussen dijo...

¡Qué buen estilo! Logras llevar al lector en un viaje mental hasta el sitio que estás describiendo

Genial!!!!!!!!


Un saludo

Ula dijo...

A través de tus palabras, recorro el atardecer de tu pueblo que invita a la paz, a terminar el día bellamente.
Tu acuarela imaginada y las amapolas colándose, intentando mostrarnos su color, pintan de colores tus notas.
Buen fin de semana

Isabel Romana dijo...

Angelusa querida, si me quitas el coche, los chándales, la baraja de cartas y el periódico, cualquiera diría que vienes de pasearte al atardecer con la señora Imilce. Esta acuarela tuya es atemporal, el mundo atrapado en un instante, cualquier instante desde que se creó. Besos, querida amiga, y feliz fin de semana.

Júlia dijo...

Hermosa evocacion, buenos días, Angelusa. Un exceso de literatura, en algunas ocasiones, es, también, necesario. Un abrazo barcelonés.

manel dijo...

retrato rural magnífico. y mientras, los polítcos, de campaña

Mafalda dijo...

Precisísima descripción, Angelusa. Es un retrato perfecto y preciso de momentos muy cotidianos y poco valorados.
Un placer leerte.
Por cierto, me preocupa el silencio de nuestro amigo Juanmi, el encargado de la Fundación Acerola... ¿a ti no? Ni lanza botellas ni pasa por nuestros lares... No sé qué pensar.
A ver si a ti te hace más caso y reacciona. Tienes influencia ¿no?
Besotes.

Larrey dijo...

Yo soy como Talín, que me voy por la crítica, y es que los escritores frustrados (ahí no sé si me parezco a Talín) somos los peores críticos del mundo. Yo hubiera terminado de sopetón, sin explicación, con el pitido del coche. Aun así, es impresionante la capacidad narrativa de este texto, sería un digno comienzo para una novela. ¿Has probado?

Angelusa dijo...

graciassssssssssssssssssssss

me apetece contestar a todos-as, pero no puedo por que tengo una contractura en el brazo.
dejo unos besos.

rythmduel dijo...

Me encanta tu mirada; la siento muy afín a la mía. Abierta, curiosa, no juzga: registra, matiza, embellece. Un beso desde tierras escandinavas, chula.

Charles de Batz dijo...

Bonitas pinceladas, amiga Angelusa, llenas de cotidianeidad, de vida "vivida".

Salud

Vuelo rasante dijo...

Hermosa sinfonía de palabras y colores.

Cuidate la contractura para que puedas seguir escribiendo estas preciosidades.

Besos

Larrey dijo...

¿una contractura de escribir?¿qué clase de teclado usas?
cuídate

Miguel dijo...

Angelus, ¿Cómo sigue esa contractura...? En cuanto puedas di algo guapa.

Estas escenas que dejas son tan... tan... qué sé yo cómo decirlo... es llevarlas, olerlas, sentirlas y el poder verlas de refilón en tus magníficas fotos.

Muasitos... muchos muasitos.

Helena dijo...

Angelusa, me ha encantado pasear contigo en este atardecer. Qué bonitas tus pinceladas.

Te buscaba en tu "Cuaderno de Poemas", me alegro de haberte encontrado al fin.

Por cierto, algún día tenemos que hablar de Zamora y de sus pueblos... Ya te contaré.

Besosssss.

Isabel Romana dijo...

Angelusa, espero que estés mejor de tu contractura en el brazo. ¡Ponte buena de inmediato...! Te echo de menos, guapa. Feliz fin de semana.

Miguel dijo...

¿Todavía nada Angelus? Jo, me preocupa. ¿Es tan fuerte esa contractura? En estos momentos es cuando se echa de menos un teléfono...

Más muasitos...

Angelusa dijo...

A ver, Miguel, querido... tengo algo extraño, que no es grave pero joe que no veas: casulitis, pinzamiemto en un nervio, el trapecio contracturado... etc... Entonces evito teclear.
Isabel, Larrey, Helena, Vuelo Rasante, Charles, Ryth, Mafalda, manel, Júlia, Ula,Yassin, Talín, Antonia, Arroba, MD, Arthur, Gustav, Wilde, Vitrubia (¿No me queda nadie, verdad?) MUCHAS GRACIASSSSSSSSSSSS Y MUCHOS BESOSSSSSSSS.
Os leo en vuestros sitios pero no meto reseñas de momento.

Moony dijo...

Jolines, niña, que ya está bien. Que tengas el brazo mal, lo entiendo, si encima de escribir te pones a pintar acuarelas tan bonitas, es normal, pero que sepas que se te echa de menos, mucho... muchísimo.
Me sale una sonrisa, porque las señoras de los chándales son estampa típica de los atardeceres de cualquier lugar ¿si? y van caminando rápido... muy ocupadas en su conversación y en sus pasos.
El resto del cuadro también es parecido, aunque claro, en la ciudad se vive distinto, se vive menos. Y es una pena.

¿Cómo van las acerolas? ¿te pusiste la manta eléctrica? te aseguro que va de maravilla para las cosas musculares.

Bueno, que no voy a ponerme llorica, pero que sepas que te echo de menos (creo que ya te lo he dicho, pero me da igual). Ponte bien enseguida, venga...

Múasssssssssssssssssssssssss.

Isabel Romana dijo...

Ponte bien pronto, angelusita, te echo de menos. Pero es mucho mejor que no teclees, deja la manita en paz una temporada y trabaja sólo con la cabeza. Besos terapeúticos dirigidos directamente al daño. Ya sabes, "cura sanita, culito de rana..."

Angelusa dijo...

Jooo, Moony, que me haces llorar a mi también, joooo.
Ya estoy mucho mejor y yo también echo de menos tus comentarios, que lo sepas.
Ya estoy mucho mejor, a ver qué me dice el traumatólogo el martes.
las acerolas van... Pocas pero van. Malos tiempos corren para las acerolas... En fin, ya se verá.
No mantita eléctrica, la lesión es algo extraña y necesita pastis, inyecciones y rehabilitación para ver si descartamos cirujía. En fin, que ya se verá también.
Yo también te echo de menos. Mucho. Pero tengo tu velero de fondo de pantalla :-)))))
Gracias, Moony. Muássssssssss

Isabel, snif, a este paso, me van a curar más las cosas que me decís que la medicina y una no está acostumbrada a estas delicadezas. Yo también te echo de menos, Romana, pero te leo, que lo sepas, y me involucro en tu Roma de tal manera que me da rabia que acabe cada capítulo, fijate.
Graciassssssssssss:-)))))))))
Muássssssssssssssssss.

Gracias a las dos, de verdad.

Miguel dijo...

Jo Angelusita, eso tiene que ir bien; a ver qué dice el traumatólogo el martes, tú sigue todo al pie de la letra; no te pases; si no debes moverlo, pues ná, se queda así descansando, que para algo está el otro.

Muchos, muchos mimos; te estamos cuidando y haciendo fuerza desde aquí y si puedes, con una sola mano y no molesta, haznos saber la evolución ¿Sí?

Muasitos

Moony dijo...

Pero, niña ¿de qué estás hablando?? ¿de cirugía??? ay... que me tiemblan las piernas...
Venga, te quiero quieta, sin rascarte ni la oreja con ese brazo. ya te preparo yo la cena, la comida y lo que haga falta.
Tú, quieta, joe, que tenemos que evitar ese quirófano, leñe.
Venga, yo también me pongo ahora mismo al cura, sana, culito de rana...
Jo, niña...

Talín dijo...

No cojas las acerolas,
déjalas para el verano,
toma el camino de casa
que allí te espera tu hermano.
Y ENTRE LOS DOS
HAY QUE LEVANTAR,
HAY QUE LEVANTAR,
HAY QUE LEVANTAR (BIS)
Una arboleda en el río,
una huerta en el secano,
y al amigo que está lejos
atraerlo de la mano,
Sobre la cueva una casa,
sobre el erial un paisaje,
y al que se va a la vendimia
pagarle el último viaje.
Una esperanza segura
en que todo va adelante,
y si alguien queda parado
decirle que es caminante.

Mafalda dijo...

Pues yo pasaba por si había alguna nueva pincelada , y ya ves, que me encuentro con una lesión en toda regla con posible cirugía. No puede ser, ¿seguro que el (en mi tierra se dice de otra manera) Sana, sana, culito de rana, si no sanas hoy sanarás mañana...
Angelusa, cúidate muchísimo, estas cosas son engorrosas y largas si se curan mal.
Una marea de bicos (besos) y una "acerolada" de apertas (abrazos).

arrobita dijo...

AAAA
AAAAAA
AAAAAAAACHÚÚÚÚSSSS!!!
¿Y no me viste a nadie pasar estornudando? Con tanto chopo yo no hago otra cosa.

Angelusa dijo...

Talín, gracias por el poema. Muy precioso:-))))
Mafalda, graciassssss:-))))
Arrobita, ¡salud!:-))))
Moony, Miguel:-)))))

Me he librado de pasar por quirófano, pero tengo que hacer rehabilitación y en una temporada no abusar, entre otras cosas, del teclado.
Seguiré leyendo mis blogs de culto, y bueno, cuando pueda iré poniendo alguna cosilla, pero de momento... ajo y agua.
Estoy contenta.
Muchos besos y muchas gracias.

Una mujer desesperada dijo...

bueno, hacía tanto que no sabía de ti que me he pasado a salur y me entero de la noticia de que no te operan! bueno, dentro de lo malo supongo que es algo bueno. cuídate mucho que te echamos de menos, cariño.

Anónimo dijo...

Ah, Angelusa, se me olvidó firmarlo: es una canción de Labordeta

Fdo: Talín

Isabel Romana dijo...

Espero que sigas mejorando. Te echo mucho de menos. Besotes.

Renatta dijo...

Jamia....que bonito, que me has dejado sin paroles...A ver cuando me enseñas a escribir.
Besos mil:
Renatta

Wilde dijo...

Pasaba por aquí y te mando un beso. Espero que esa recuperación vaya viento en popa eh!...

Cuidate!

Vert! dijo...

Me ha encantado tu descripción. Como me gustaría haberlo compartido. Enhorabuena gelusilla. Un beso grande.

Talín dijo...

Animo, ANGELUSA, la Repúblika está kada vez mas cerka

Charles de Batz dijo...

!Venga Angelusa, cúrate pronto que se te echa en falta!. Eso sí, cúrate bien.

Salud

Vuelo rasante dijo...

¿cómo vas? ¿ya estás mejor?
¿que te ha dicho el médico?
te eechamos de menos ....

Una mujer desesperada dijo...

hola cariño, gracias por hacer el esfuerzo de felicitarme en mi cumple, eres la mejor. te echamos de menos, a ver si te recuperas pronto, vale? besiños.

Miguel dijo...

Eso... Angelusita, si te dijeron que no escribas, a ver si alguien puede poner unas palabritas para saber cómo estás...
Besitos con ungüento reponedor :)

Anónimo dijo...

Esperamos impacientes tu recuperación, Angelusa

Fdo: Talín

Angelusa dijo...

Ya estoy bien hace días, muchas gracias. Pasa que tenía tantas cosas atrasadas que a penas tengo tiempo para cuadernear. Muchas gracias a tod@s, de verdad de la buena, me siento reconfortada. No sé que más decir, salvo sonreir emocionada.
:-)))))))))))))))))
Besosssssssssssssssssssssss.

Isabel Romana dijo...

No me olvido de tí, querida amiga, al contrario me acuerdo mucho y te echo de menos. Mejórate. Besos y feliz semana.

Miguel dijo...

Oleee niña... a ver cuándo te pones a escribir y sacar fotos. Ya sabía yo que ese ungüento era del diez. :)
Muassssitos

Jovekovic dijo...

Vaya, ahora me entero de tu contractura, al ver que no actualizabas he pensado que estabas a tope de curro o algo sí. Leo que estás mejor y me alegro mucho. No me contestes hasta que estes bien del todo, yo te iré informando de novedades blogueriles.
Echo de menos tus entradas pero mejor esperar un poco y volver a disfrutar de ellas.
Besos, más aún, besazos!!

Júcaro dijo...

Besos, salud y...

Isabel Romana dijo...

Pasé de nuevo. Te echo mucho de menos y estoy deseando que te pongas bien del todo. Tengo ganas de mirar con tus ojos tu pueblo. Besotes.

Mafalda dijo...

Entro y leo, como siempre. Me entero de que ya estás bien, pero poniéndote al día. Me alegran infinito estas noticias.
Me uno al resto al decirte que se te echa de menos. Esperamos un nuevo post de un momento a otrol.
Pero tranquila, resuelve tus asuntos pendientes que un poco más no importa, aquí seguiremos entrando como en nuestra propia casa.
De quien no sé nada por más que he dejado mensajes es de Juanmi... Me preocupa ¿sabes algo de él? ¿le ha ocurrido algo? Es que ni se ha despedido si es que ha decicido irse por una temporada, que tampoco lo sé.
Prontísima "normalidad" y un biquiño moi grande.

Talín dijo...

Me uno al resto para decirte que se te echa de menos, dice Mafalda. Yo lo firmo también

Jovekovic dijo...

Pasaba a saludarte, espero que vuelvas pronto. Besos.

Acus dijo...

Eduardo Manostijeras es a la peluquería lo que tú, Angelusa eres a la narración.

Has creado una acuarela combinando los colores más apropiados, mezclando texturas exquisitas, dándole un matiz de frescura y realismo propios de tu talento.

Por cierto, acabo de enterarme de lo de tu contractura, pero bueno, también me acabo de enterar de que estás mejor, así que me alegro muchísimo. La blogsfera sin tu pincel tendría trazos en blanco y negro.

Un besote muy fuerte Angelusa.

Isabel Romana dijo...

Angelusa, mi niña, ¿aún no estás bien? Me acuerdo mucho de tí y te echo en falta. Un superabrazo terapeútico.

Moony dijo...

¿Angelusa???

Moony dijo...

Angelusa... ¿hay alguien ahí?
como te zampes todas las acerolas, te enteras...

Anónimo dijo...

donde andasssssssss angelusa que no escribesssssss (la_chispa)

Anónimo dijo...

Angelusa, ¿te ha pasado algo? ¿algo bueno? ¿te has enamorado de tal manera que todo el amor te impide un pensamiento para el resto de los mortales?...

Fdo: Talín

Una mujer desesperada dijo...

nena, que te extrañamos, dinos al menos cómo estás...

Jovekovic dijo...

Hola Angelusa, espero que estés bien. Un saludo y un montón de besos.

Júcaro dijo...

En la esperanza que el verano y tanto descanso te devuelvan al blog, un saludo.

Angelusa dijo...

Perdón por el retraso. He estado muy ocupada. De salud estupendamente. Gracias:-))
En breve retomaré mi atiguo oficio de escritora y, por otro lado, mi afición de lectora de cuadernos ajenos. El verano me destruye, y en invierno vuelvo a resurgir.
Un beso a tod@s.